El precio de los metales de tierras raras se ha vuelto a disparar. Una nueva ofensiva contra la minería ilegal en China ha reducido la producción del mayor productor del mundo de estos metales. A la vez que sucede esto en China, el auge de la energía limpia está aumentando el uso de estos metales que abarcan una amplia variedad de productos, que van desde vehículos eléctricos hasta las turbinas eólicas.

Los precios de las tierras raras ‘ligeras’, incluyendo el neodimio y el praseodimio, explotaron en los últimos meses a medida que los operadores y los consumidores han incrementado las compras de un bien cada vez más escaso en el mercado.

China está eliminando la producción ilegal en un momento en que la minería se ve sujeta al mismo tipo de ofensiva gubernamental que ha sacudido otros mercados de metales en 2017. Entre muchas otras aplicaciones, los metales de este tipo son necesarios para fabricar imanes empleados en motores y turbinas.

“Los precios de las tierras raras ligeras todavía pueden seguir subiendo a largo plazo”, asegura Alice Mu, analista en Pekín de la firma Argus Metals.

“Hay escasez del lado de la oferta, ya que el gobierno de China está cerrando las minas ilegales, realizando compras para las reservas estatales e implementando políticas ambientales más estrictas”.

China, que produce más del 80% de las tierras raras del mundo, está aplicando medidas más severas en la minería como parte de una campaña para combatir la contaminación y estrechar el control de su masivo complejo industrial. Las medidas para frenar la producción ya han impulsado los precios del aluminio y del acero y ahora es el turno de las tierras raras justo cuando la demanda se acelera.

La cotización del óxido de praseodimio-neodimio, una materia prima para fabricar ciertos metales, casi se ha duplicado este año, de acuerdo con Shanghai Steelhome E-Commerce. El precio del neodimio aumentó casi un tercio en agosto y acumula un alza del 81% en 2017.

La demanda de algunas tierras raras puede exceder la oferta en el segundo semestre después del cierre de las minas ilegales, según Ma Rongzhang, secretario general de la Asociación de la Industria de la Tierra Rara de China, según un informe de prensa de Shanghai Securities.

Revolución eléctrica

Las tierras raras se unen a metales que en un momento fueron considerados de nicho, como el litio y el cobalto, como beneficiarios del rápido crecimiento de la industria de vehículos eléctricos y de las energías renovables.

Las ventas mundiales de vehículos eléctricos aumentaron un 55% el año pasado hasta 695,000 unidades, impulsadas principalmente por China, según Bloomberg New Energy Finance. Aunque la cifra constituye una pequeña fracción del total mundial, los coches eléctricos representarán más de la mitad de las nuevas ventas en 2040, cuando un tercio de todos los coches en las carreteras serán de energía eléctrica, según las previsiones de BNEF.

Se espera que el uso de tierras raras magnéticas en estos vehículos crezca de unas 2,000 toneladas el año pasado a 7,000 toneladas en 2020 y 12,000 toneladas para 2024, según una presentación de Lynas, la mayor minera de tierras raras fuera de China. Sus acciones han subido un 160% este año.

El crecimiento de la demanda de turbinas eólicas duplicará el uso de los metales hasta alcanzar las 4,000 toneladas para 2024, pronostica Lynas. BNEF, a su vez, prevé que la energía eólica representará una cuarta parte de todas las nuevas adiciones de capacidad de generación de energía a nivel mundial durante los próximos 23 años.

La última vez que subieron con tal vehemencia los precios de las tierras raras fue en 2010-2011, cuando China causó también ciertos temores de una escasez global al restringir sus exportaciones. Los precios finalmente cayeron cuando los fabricantes recurrieron a otras alternativas. Además, la Organización Mundial del Comercio se pronunció a favor de una denuncia estadounidense que acusaba a China de infringir las normas comerciales.

Al igual que las principales siderúrgicas de China, que se están beneficiando de la ofensiva del gobierno contra los rivales más pequeños, los principales productores estatales de tierras raras de la nación han tenido un buen año. China Northern Rare Earth Group High-Tech, el mayor de ellos, ha subido un 53% este año, mientras que China Minmetals Rare Earths ha rebotado un 27%.

 

Bloomberg

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here