Los precios del oro subían el lunes a su mayor nivel en casi un año, luego de que los inversores se apresuraron a comprar activos de refugio ante el temor a que Corea del Norte siga lanzando misiles después de realizar este fin de semana su sexto ensayo nuclear.

El oro también era apuntalado por un dólar más débil y podría segir subiendo en los próximos días, de acuerdo a Tom Kendall, jefe de estrategias de metales preciosos en ICBC Standard Bank.

A las 1105 GMT, el oro al contado operaba con un alza de 0,71 por ciento, a US$ 1,334.3 la onza, luego de tocar más temprano los US$ 1,339.47 dólares la onza, su mayor nivel desde fines de septiembre del año pasado.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en diciembre ganaban 0.68%, a US$ 1,339.5 la onza.

Corea del Sur dijo el lunes que dialogaría con Estados Unidos sobre el posible despliegue de portaaviones y bombarderos estratégicos en la Península Coreana, ante la sospecha de que Corea del Norte podría lanzar más misiles.

El próximo umbral técnico para el oro se ubica alrededor de los US$ 1,375, el máximo alcanzado desde el año pasado tras la agitación causada por la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea, según analistas.

El viernes, después de que un reporte del Gobierno estadounidense indicó que los empleadores hicieron menos contrataciones de lo esperado en agosto, los operadores mantuvieron su expectativa de que la Reserva Federal esperará hasta mediados del 2018 antes de elevar de nuevo las tasas de interés.

El oro es sumamente sensible a las alzas de tasas, ya que aumentan el costo de oportunidad de tenerlo como activo y provocan una apreciación del dólar.

Entre otros metales preciosos, la plata subía 0.8%, a US$ 17.83 la onza, mientras que el platino ganaba 0.4%, a US$ 1,008.9 la onza, y el paladio sumaba 0.8%, a US$ 988.5 la onza.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here