Inicio » Países y Regiones » México » México prepara estrategia para cumplir convenio sobre mercurio

México prepara estrategia para cumplir convenio sobre mercurio

En la víspera de la entrada en vigor del Convenio de Minamata, que pretende regular las emisiones de mercurio provenientes de actividades humanas, varias dependencias del gobierno mexicano trabajan en una estrategia para darle cumplimiento.

La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) recordó en un comunicado que este acuerdo internacional prohíbe nuevas minas de mercurio, regula la eliminación gradual de las existentes y el uso de la sustancia en procesos productivos.

Igualmente, busca controlar las emisiones de residuos a la atmósfera y las liberaciones al suelo y al agua, así como la regulación de la minería artesanal y a pequeña escala.

Este documento también promueve el almacenamiento provisional de mercurio, su eliminación una vez que se convierte en residuo y la gestión adecuada de los sitios contaminados con dicho metal.

El Convenio de Minamata surgió de la preocupación de la comunidad internacional por prevenir riesgos a la salud humana y al medio ambiente a través de acciones globales atendiendo el ciclo de vida del metal.

En ese sentido, en México se trabaja para integrar la estrategia nacional para atender los retos y compromisos que se derivan del convenio, cuya entrada en vigor está prevista para este miércoles 16 de agosto.

En ello trabajan de manera conjunta las secretarías de Relaciones Exteriores (SRE), de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de Economía (SE) y de Salud (SSA).

Para la aplicación del convenio, el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) prepara la “Evaluación Inicial del Convenio de Minamata”, a fin de diagnosticar la situación nacional, la cual concluirá a finales de 2017, en tanto que las demás naciones firmantes realizan estudios similares.

Los efectos adversos del mercurio a la salud humana se identificaron en los años 50, con la catástrofe de la Bahía de Minamata, donde la población de la ciudad y sus alrededores consumió pescado contaminado con metilmercurio, lo que dio origen a la “enfermedad de Minamata”.

Dicho padecimiento consiste en desórdenes permanentes e irreversibles del sistema nervioso central.

Otra catástrofe histórica, ocurrida en los años 70, fue el envenenamiento con mercurio en varias poblaciones rurales de Irak que consumieron arroz contaminado con fenilmercurio (fungicida mercurial) y desarrollaron la misma enfermedad.

La Primera Conferencia de las Partes de este Convenio se llevará a cabo del 24 al 29 de septiembre de este año en Ginebra, Suiza, y en ella el Gobierno de la República presentará su postura con base en la realidad de nuestro país.

NTX

Comentarios

comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top