Por segunda semana consecutiva el oro finalizó con ganancias, al cotizar en mil 245.26 dólares por onza, lo que representó un incremento de 1.30 por ciento, ante un aumento en la aversión al riesgo en los mercados financieros globales, pues la incertidumbre en torno a la nueva administración estadunidense ha elevado la demanda por activos refugio.

De acuerdo con Banco Base, el incremento en la aversión al riesgo comenzó a inicio de la semana, luego de que el director del FBI, James Comey, señaló ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes que investigan los vínculos que pudieron existir entre la campaña de Dolnald Trump y el gobierno de Rusia.

Aunado a ello, la demanda por activos refugio fue impulsada por el retraso inesperado en las votaciones de la Propuesta de Ley de Cuidado de la Salud en Estados Unidos, lo que podría retrasar la aprobación de nuevas leyes fiscales, pues durante la semana se observó una fuerte oposición a su propuesta, tanto por los miembros del Partido Demócrata como de los republicanos.

Se espera que las presiones al alza para el metal aumenten si la ley propuesta por el presidente de Estados Unidos para revertir el “Obamacare” no obtiene suficientes votos en el Congreso, y se prevé que la siguiente semana el oro cotizará en un canal entre mil 237 y mil 253 dólares por onza.

Por su parte, la plata tuvo un crecimiento de 1.98 por ciento y cotizó en 17.75 dólares por onza, mientras que el cobre mostró un retroceso de 2.36 por ciento, al situarse en cinco mil 777 dólares por tonelada métrica al finalizar la semana.

El grupo financiero indicó que las pérdidas del metal se debieron a que la huelga que paralizó la producción de la mina La Escondida, en Chile, la mayor productora de cobre del mundo, terminó sin ningún acuerdo, y a que la mina Grasberg, de Freeport McMoRan, en Indonesia, segunda mayor productora de cobre del mundo, reanudó su producción durante la semana.

No obstante, las pérdidas fueron recortadas debido a que los inventarios de cobre a nivel mundial retrocedieron, pues según información de Bloomberg, los inventarios del commodity del mundo han mostrado un retroceso de 4.47 por ciento, y se espera que la próxima semana el cobre cotice en un canal de entre cinco mil 726 y cinco mil 890 dólares por tonelada métrica.

En tanto, el aluminio avanzó 1.31 por ciento y se vendió en mil 939 dólares por tonelada métrica, mientras que el plomo subió 2.67 por ciento y se ubicó en dos mil 342.50 dólares por tonelada métrica.

NTX

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here