Incluso con las dos mayores minas de cobre del mundo fuera de acción, todavía hay mucha oferta.

Una enorme cantidad de cobre — casi 39,000 toneladas métricas — ha sido enviada a almacenes en una red administrada por London Metal Exchange, el mercado de metales de Londres, la mayor afluencia en 17 años, según datos de la bolsa divulgados el lunes.

La mayoría fue absorbida por instalaciones de almacenamiento en Taiwán, Corea del Sur y Singapur, lo que podría apuntar a una menor demanda asiática.

El aumento de un día en las existencias de almacenes es una señal de advertencia para el mercado del cobre, que ha estado dominado por noticias de interrupciones de suministro en la mina Escondida de BHP Billiton Ltd. en Chile y el depósito Grasberg de Freeport-McMoRan Inc. en Indonesia.

Aun así, los inventarios generales en la red de la Bolsa de Metales de Londres (LME) son solo los más altos en aproximadamente dos semanas y cerca del promedio de 12 meses.

“Ha habido toda esta discusión por el lado de la oferta y, sin embargo, cuando miramos los inventarios, realmente no estamos viendo ninguna escasez”, dijo Dane Davis, analista de Barclays Plc, en conversación telefónica desde Nueva York. “Esto podría terminar siendo un gran día en términos de impulsar un cambio en el sentimiento”.

En los últimos seis meses, el metal ha tenido un desempeño sobresaliente. Los precios subieron 27%, la mayor alza en el Índice Bloomberg Commodity, de materias primas, por la especulación de una menor oferta debido a las interrupciones de las minas y más demanda mientras Estados Unidos aumenta el gasto en infraestructura.

Claro excedente

El salto en las existencias de LME era esperado porque los inventarios en las instalaciones de almacenamiento privado y depósitos gestionados por Comex y la Bolsa de Futuros de Shanghái también han aumentado durante un período tradicionalmente lento para la demanda china, dijo Nicholas Snowdon, analista de Standard Chartered Plc.

“El mercado ha tenido un superávit relativamente claro hasta ahora este año. El aumento de las existencias de LME es el eslabón perdido”, manifestó.

La mayoría de los analistas prevé un déficit para el 2017. David Lilley, cofundador de RK Capital Management LLC, dijo la semana pasada que espera el primer déficit en seis años conforme las mineras lidian con huelgas, interrupciones técnicas, bajas leyes minerales y tiempo adverso.

Los altos inventarios pueden frenar los precios, según Davis, de Barclays. Mientras que es normal que las existencias suban en esta época del año, el exceso de metal en China es una mala señal, agregó.

Las preocupaciones sobre el debilitamiento del crecimiento económico chino, las mayores tasas de interés de Estados Unidos y la posibilidad de que las interrupciones de las minas se resuelvan también están pesando sobre el cobre, según Richard Fu, director de Asia-Pacífico en Amalgamated Metal Trading Ltd.

El primer ministro de China, Li Keqiang, afirmó el domingo que el país pretende crecer “alrededor de 6.5%, o más si es posible”.

Bloomberg

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here