México.- Tenaris creará 600 empleos con su nueva planta en Texas y espera seguir importando tubos de acero a ese país.

La postura de “Estados Unidos primero” del Presidente Donald Trump respecto de la energía no asusta a Paolo Rocca, magnate del acero que controla Tenaris SA, el mayor fabricante mundial de tubos de acero sin costura para la industria energética.

Rocca espera que la creación de empleos estadounidenses en su planta de Texas permitirá a su compañía continuar importando algunos tipos de tubos a Estados Unidos. La planta abrirá este otoño en Bay City para dar servicio a los pozos de shale
.
Rocca se suma a una serie de inversionistas y gigantes de la industria petrolera que compiten por quedarse con una parte de la actividad en medio de un resurgimiento de la explotación de shale en Estados Unidos. Su conglomerado de ingeniería, acero y energía también invertirá 2 mil 300 millones de dólares en la formación de shale de Vaca Muerta en Argentina para perforar 150 pozos en las segundas reservas de gas shale más grandes del mundo y las cuartas de petróleo de shale.

Rocca dijo que su equipo ha recibido comentarios alentadores del gobierno de Trump y que el principal objetivo del Presidente es el empleo. La nueva planta creará 600 puestos de trabajo
.

“La creación de empleo que proviene de la planta de Bay City es algo muy importante para Texas”, señaló ayer Rocca en una entrevista en la Conferencia de Energía de Scotia Howard Weil en Nueva Orleans.

“Cuando explicamos la magnitud de nuestra inversión al gobierno actual, inmediatamente entendimos que estamos yendo exactamente en la dirección en la que le gustaría que vaya la industria. Este es el feedback que estamos recibiendo”.

Tenaris importa tubos de acero de Italia, México y Argentina para satisfacer las necesidades de las empresas de exploración del Golfo de México estadounidense. La planta de Bay City nunca fue diseñada para producir los tubos grandes que se usan en los pozos marinos, indicó Rocca.

“No podemos tener la escala de producción de todos los productos de Estados Unidos”, señaló. “Pero uno puede tener la parte principal de sus inmensos suministros en Estados Unidos. Esto está exactamente en consonancia con lo que a la administración le gustaría tener con el despliegue industrial”.

Reforma

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here