Los objetivos numéricos de reducir la capacidad de producción de carbón y acero fueron establecidos por primera vez en el informe anual sobre la labor del gobierno chino.

China reducirá este año la capacidad de producción de acero en cerca de 50 millones de toneladas métricas y cerrará al menos instalaciones de producción de 150 millones de toneladas métricas de carbón, dijo hoy el primer ministro de China, Li Keqiang, en un informe sobre la labor del gobierno en la quinta sesión de la XII Asamblea Popular Nacional (APN).

En el informe sobre la labor del gobierno del año pasado se prometió recortar capacidad en las dos industrias, pero no se mencionaron objetivos específicos.

En 2016, el país redujo la capacidad de carbón en 290 millones de toneladas métricas y la capacidad de acero en 65 millones de toneladas métricas, indicó el primer ministro.

Seguir reduciendo la capacidad se ajusta a las expectativas del mercado.

RECORTES DIFÍCILES

China es el mayor productor y consumidor mundial de carbón y acero, pero la saturación podría tener consecuencias como presionar a la baja el precio de las materias primas, reducir los beneficios de compañías endeudadas e incrementar los préstamos morosos que amenazan la estabilidad financiera.

Aunque el recorte de capacidad es necesario y tendrá beneficios de largo plazo para la economía, el proceso no ha estado exento de desafíos.

Las industrias intensivas en capital presentan potencial inversión, pago de impuestos y empleos para los gobiernos locales, los cuales en al menos dos casos han incumplido las reglas de reducción de capacidad fijadas por el gobierno central.

En diciembre, las autoridades identificaron a Huada Steel en la provincia china oriental de Jiangsu y a Anfeng Steel en la provincia china norteña de Hebei por violar los esfuerzos de reducción de capacidad en el sector con “influencia en extremo mala”.

En parte gracias a estos esfuerzos, el más amplio crecimiento económico de China ha mostrado crecientes señales de estabilización desde el segundo semestre de 2016, con mejoras significativas en indicadores como precios de fábrica y beneficios industriales.

“En general, el efecto negativo sobre el crecimiento y el empleo son manejables”, escribió el economista de UBS Wang Tao en una nota sobre exceso de capacidad.

LO SIGUIENTE SON LAS COMPAÑÍAS ZOMBIE

Una de las iniciativas clave en la reducción de capacidad es clausurar las “compañías zombie”, es decir, las empresas generadoras de pérdidas, endeudadas y dependientes de los subsidios del gobierno o de los préstamos bancarios.

“Aplicaremos de forma estricta todas las leyes, regulaciones y estándares sobre protección ambiental, consumo de energía, calidad y seguridad, y utilizaremos más métodos legales y de mercado mientras trabajamos para abordar los problemas de las ‘compañías zombie'”, dijo el primer ministro en el informe sobre la labor del gobierno.

Para los trabajadores despedidos por el recorte de capacidad, los gobiernos a nivel local y central asignarán fondos especiales y tomarán medidas para garantizar que encuentren nuevos empleos, dijo Li.

Xinhua

 

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here