Minería en línea
El portal de la Minería

La minería busca prolongar su futuro

0 12
La minería busca prolongar su futuro
Evalúa esta publicación

España.- Es una de las esperanzas económicas de la región, pero su futuro depende de la investigación y de que se pueda garantizar su compatibilidad total con la conservación del medio natural. En la actualidad, Andalucía es ya un referente en minería metálica, es la zona más importante en España y en el sur de Europa: registra entre el 80 y el 90 por ciento de la producción nacional, porcentaje que hace que esta actividad despierte un gran interés y atraiga inversiones, tanto nacionales como internacionales.

Y podría ir a más. Se estima que los recursos potenciales en yacimientos mineros en la Faja Pirítica pueden ser superiores a los 1.500 millones de toneladas. Podrían surgir nuevos yacimientos en activo derivados de las investigaciones.

Aunque el producto que más se extrae y se investiga actualmente es el cobre, seguido del zinc, en la región se pueden encontrar también otros minerales metálicos, como el plomo, el hierro, la plata y algún depósito de oro, según la Asociación de Empresas Investigadoras, Extractoras, Transformadoras Minero-Metalúrgicas, Auxiliares y de Servicios (Aminer).

Y es que la creciente demanda de metales a nivel internacional, fundamentalmente como consecuencia de las necesidades de las economías emergentes, está llevando a las principales compañías mineras a identificar y poner en valor yacimientos que puedan entrar en operación, así lo apunta el sector.

Pero el futuro de la minería metálica en Andalucía pasará por la investigación, ya que los progresos conseguidos en el ámbito de la exploración, como la realización de prospecciones a mayores profundidades, alcanzando incluso un kilómetro bajo la superficie terrestre, están abriendo nuevas posibilidades en la Faja Pirítica Ibérica, «cuyo valor minero y geológico era ya conocido internacionalmente, pero con un potencial que ahora puede verse multiplicado con este descubrimiento», según Aminer.

10 años de Minas de Aguas Teñidas

Andalucía, para las empresas del sector, tiene todavía recursos y reservas minerales de importante cuantía y buena ley para ser económicamente rentables y que generen a largo plazo empleo y riqueza en el territorio.

Minas de Aguas Teñidas celebró en 2016 su décimo aniversario, una década en la que ha invertido más de 900 millones de euros en construir «un proyecto moderno y competitivo», que hoy se traduce en tres yacimientos en operación en la provincia onubense y que le han permitido «situarse a la vanguardia en la minería del siglo XXI». Su apuesta por la innovación, la investigación y la eficiencia han llevado a la compañía a lograr importantes hitos, como alcanzar una capacidad de procesamiento de 4,6 millones de toneladas de mineral al año.

Por otro lado, su sistema de explotación subterránea realizada por el método de cámaras primarias y secundarias, que son rellenadas con una pasta producida con los propios estériles sobrantes del proceso de tratamiento del mineral en la planta, es actualmente un ejemplo de innovación mundial en el ámbito minero. También lo es su intensa labor investigadora, gracias a la cual ha puesto en marcha nuevos proyectos con los que seguir construyendo la tradición minera de la zona, generando industria y desarrollo, como la reapertura de la histórica mina de Sotiel y el descubrimiento de mina Magdalena.

Cobre las Cruces

Otro ejemplo de innovación aplicada a la extracción minera es la nueva planta piloto de Cobre Las Cruces, fruto de su proyecto de ampliación de la actividad de la empresa mediante la extracción de sulfuros primarios polimetálicos, que contienen cobre, zinc, plomo y plata, hallado bajo el yacimiento de sulfuros secundarios actualmente en explotación. Esta planta es una pieza fundamental para validar soluciones innovadoras para el aprovechamiento de metales, que supondrían un avance tecnológico de gran relevancia para el sector minero y, en especial, para la Faja Pirítica Ibérica.

Tanto Cobre las Cruces como Aguas Teñidas están haciendo, además, un esfuerzo por acercar la minería a la sociedad a través de sus actuaciones en materia de Responsabilidad Social Corporativa, en muy diversas áreas, como educación y formación, cultura, asistencia social, turismo, deporte, medio ambiente y protección del entorno, «demostrando así su compromiso con la mejora y desarrollo de las comunidades locales en las que operan». Y lo hacen, además, como parte de su filosofía empresarial, «con el convencimiento de que deben devolver a su entorno parte de lo que este les da, más allá de exigencias legales o sociales».

Riotinto dobla su producción

En esta misma línea de apoyo al entorno local trabaja Atalaya Mining en el reacondicionamiento de la mina de Riotinto, que prevé aumentar casi el doble el ritmo de producción mineral en los próximos meses, con una plantilla de 320 empleados, más los empleos indirectos, siendo un alto porcentaje procedente de la Cuenca Minera.

Minas de Alquife lucha por renacer

Por otro lado, Minas de Alquife sigue luchando para poder retomar su actividad en el yacimiento minero de Alquife (provincia de Granada) tras más de 20 años cerrada. Según los cálculos de la propia empresa, su reapertura podría suponer la creación de 350 puestos de trabajo y otros 700 empleos indirectos y una inversión en la comarca de 250 millones de euros. Estima, además, que producirá anualmente 4 millones de toneladas de hierro una vez que esté operativa.

Primeros trabajos en Aznalcóllar

Por su parte, una vez resueltos por completo los asuntos judiciales en torno al concurso minero para la reapertura del yacimiento de Aznalcóllar (provincia de Sevilla), los primeros trabajos en el mismo siguen su curso y pronto darán sus frutos. Este proyecto ayudará, sin duda, a mejorar la imagen de Andalucía como zona propicia para la inversión y contribuirá a generar riqueza y empleo en su entorno, según Aminer, que sostiene que este proyecto mostrará al mundo que es posible practicar hoy en día «una actividad minera ligada a conceptos como innovación tecnológica y respeto ambiental».

3.500 empleos directos y 15.000 indirectos

Las compañías directamente relacionadas con la actividad minera crearon en 2010 Aminer, Asociación de Empresas Investigadoras, Extractoras, Transformadoras Minero-Metalúrgicas y de Servicios, para aprovechar las ventajas de escala y las sinergias de grupo en cuestiones relevantes para su desempeño, centrándose en la representación colectiva de sus asociados; la interlocución con las administraciones públicas; el fomento de la minería metálica como sector estratégico para el desarrollo socioeconómico y la difusión de una imagen positiva de la minería en la sociedad.

En la actualidad, Aminer cuenta con 12 miembros, que representan el 90 por ciento de las entidades relacionadas con la minería metálica de Andalucía: Cobre Las Cruces, Atalaya Mining, Exploraciones Mineras del Andévalo, Minas de Aguas Teñidas, Minas de Alquife, AGQ Mining, Ayesa, Insersa, Geomatec, Minesur, Colegio Oficial de Ingenieros de Minas del Sur y Minera Los Frailes.

La facturación anual de estas empresas ronda los 1.000 millones de euros y, en términos de empleo, el sector es un gran revulsivo en Andalucía, ya que actualmente la industria minera emplea de manera directa a 3.500 trabajadores, que ascenderían a 5.000 con los actuales proyectos en trámite y a 7.000 en determinadas fases de ejecución de infraestructuras. A ellos hay que sumar los 15.000 empleos indirectos, que podrían llegar a los 20.000 de la mano de los proyectos pendientes.

Con el apoyo del Gobierno andaluz

Desde los últimos años, el sector cuenta con el respaldo del Gobierno andaluz. Además de los derechos mineros concedidos a través de diversos concursos públicos de la Junta de Andalucía, a mediados de 2016 esta aprobó la Estrategia Minera de Andalucía 2020, la cual es muy bien valorada por Aminer, pues viene a reafirmar la apuesta de la Administración pública por esta actividad. Este plan favorecerá «la revisión, unificación y agilización de los procedimientos, garantizando así una mayor seguridad jurídica para las empresas y reducción de burocracia, un hecho esencial para la atracción de nuevas inversiones a la región», según Aminer.

Por otro lado, en octubre de 2016 Aminer firmó un Protocolo General de Colaboración con la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta para el fomento y difusión de actuaciones que promuevan en mayor medida al sector de la minería metálica tanto dentro como fuera del territorio andaluz.

El protocolo favorece la colaboración público-privada para el incentivo de programas de impulso al tejido empresarial local, para la mejora de la competitividad del sector en su conjunto; la puesta en valor del patrimonio minero andaluz; la institucionalización de la colaboración entre administraciones estatal, autonómica, provincial y local con competencias en materia de minas; la instauración de una regulación administrativa homogénea; la promoción de proyectos de innovación y de formación en materia de seguridad y salud minera, y la generación de empleo de calidad, entre otros.

Nuevos proyectos del sector

La principal cita del sector será del 17 al 19 de octubre en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla: la segunda edición del Metallic Mining Hall (MMH), Salón Internacional de la Minería Metálica. En esta edición, el encuentro estará centrado en la sostenibilidad y en la economía circular.

Además, Sevilla será por primera vez la sede del XIV Congreso Internacional de Energía y Recursos Minerales y del 2018 International Symposium in Slope Stability in Open Pit Mining que se celebrarán entre el 10 y el 13 de abril del próximo año.

Es una de las esperanzas económicas de la región, pero su futuro depende de la investigación y de que se pueda garantizar su compatibilidad total con la conservación del medio natural. En la actualidad, Andalucía es ya un referente en minería metálica, es la zona más importante en España y en el sur de Europa: registra entre el 80 y el 90 por ciento de la producción nacional, porcentaje que hace que esta actividad despierte un gran interés y atraiga inversiones, tanto nacionales como internacionales.

Y podría ir a más. Se estima que los recursos potenciales en yacimientos mineros en la Faja Pirítica pueden ser superiores a los 1.500 millones de toneladas. Podrían surgir nuevos yacimientos en activo derivados de las investigaciones.

Aunque el producto que más se extrae y se investiga actualmente es el cobre, seguido del zinc, en la región se pueden encontrar también otros minerales metálicos, como el plomo, el hierro, la plata y algún depósito de oro, según la Asociación de Empresas Investigadoras, Extractoras, Transformadoras Minero-Metalúrgicas, Auxiliares y de Servicios (Aminer).

Y es que la creciente demanda de metales a nivel internacional, fundamentalmente como consecuencia de las necesidades de las economías emergentes, está llevando a las principales compañías mineras a identificar y poner en valor yacimientos que puedan entrar en operación, así lo apunta el sector.

Pero el futuro de la minería metálica en Andalucía pasará por la investigación, ya que los progresos conseguidos en el ámbito de la exploración, como la realización de prospecciones a mayores profundidades, alcanzando incluso un kilómetro bajo la superficie terrestre, están abriendo nuevas posibilidades en la Faja Pirítica Ibérica, «cuyo valor minero y geológico era ya conocido internacionalmente, pero con un potencial que ahora puede verse multiplicado con este descubrimiento», según Aminer.

10 años de Minas de Aguas Teñidas

Andalucía, para las empresas del sector, tiene todavía recursos y reservas minerales de importante cuantía y buena ley para ser económicamente rentables y que generen a largo plazo empleo y riqueza en el territorio.

Minas de Aguas Teñidas celebró en 2016 su décimo aniversario, una década en la que ha invertido más de 900 millones de euros en construir «un proyecto moderno y competitivo», que hoy se traduce en tres yacimientos en operación en la provincia onubense y que le han permitido «situarse a la vanguardia en la minería del siglo XXI». Su apuesta por la innovación, la investigación y la eficiencia han llevado a la compañía a lograr importantes hitos, como alcanzar una capacidad de procesamiento de 4,6 millones de toneladas de mineral al año.

Por otro lado, su sistema de explotación subterránea realizada por el método de cámaras primarias y secundarias, que son rellenadas con una pasta producida con los propios estériles sobrantes del proceso de tratamiento del mineral en la planta, es actualmente un ejemplo de innovación mundial en el ámbito minero. También lo es su intensa labor investigadora, gracias a la cual ha puesto en marcha nuevos proyectos con los que seguir construyendo la tradición minera de la zona, generando industria y desarrollo, como la reapertura de la histórica mina de Sotiel y el descubrimiento de mina Magdalena.

Cobre las Cruces

Otro ejemplo de innovación aplicada a la extracción minera es la nueva planta piloto de Cobre Las Cruces, fruto de su proyecto de ampliación de la actividad de la empresa mediante la extracción de sulfuros primarios polimetálicos, que contienen cobre, zinc, plomo y plata, hallado bajo el yacimiento de sulfuros secundarios actualmente en explotación. Esta planta es una pieza fundamental para validar soluciones innovadoras para el aprovechamiento de metales, que supondrían un avance tecnológico de gran relevancia para el sector minero y, en especial, para la Faja Pirítica Ibérica.

Tanto Cobre las Cruces como Aguas Teñidas están haciendo, además, un esfuerzo por acercar la minería a la sociedad a través de sus actuaciones en materia de Responsabilidad Social Corporativa, en muy diversas áreas, como educación y formación, cultura, asistencia social, turismo, deporte, medio ambiente y protección del entorno, «demostrando así su compromiso con la mejora y desarrollo de las comunidades locales en las que operan». Y lo hacen, además, como parte de su filosofía empresarial, «con el convencimiento de que deben devolver a su entorno parte de lo que este les da, más allá de exigencias legales o sociales».

Riotinto dobla su producción

En esta misma línea de apoyo al entorno local trabaja Atalaya Mining en el reacondicionamiento de la mina de Riotinto, que prevé aumentar casi el doble el ritmo de producción mineral en los próximos meses, con una plantilla de 320 empleados, más los empleos indirectos, siendo un alto porcentaje procedente de la Cuenca Minera.

Minas de Alquife lucha por renacer

Por otro lado, Minas de Alquife sigue luchando para poder retomar su actividad en el yacimiento minero de Alquife (provincia de Granada) tras más de 20 años cerrada. Según los cálculos de la propia empresa, su reapertura podría suponer la creación de 350 puestos de trabajo y otros 700 empleos indirectos y una inversión en la comarca de 250 millones de euros. Estima, además, que producirá anualmente 4 millones de toneladas de hierro una vez que esté operativa.

Primeros trabajos en Aznalcóllar

Por su parte, una vez resueltos por completo los asuntos judiciales en torno al concurso minero para la reapertura del yacimiento de Aznalcóllar (provincia de Sevilla), los primeros trabajos en el mismo siguen su curso y pronto darán sus frutos. Este proyecto ayudará, sin duda, a mejorar la imagen de Andalucía como zona propicia para la inversión y contribuirá a generar riqueza y empleo en su entorno, según Aminer, que sostiene que este proyecto mostrará al mundo que es posible practicar hoy en día «una actividad minera ligada a conceptos como innovación tecnológica y respeto ambiental».

3.500 empleos directos y 15.000 indirectos

Las compañías directamente relacionadas con la actividad minera crearon en 2010 Aminer, Asociación de Empresas Investigadoras, Extractoras, Transformadoras Minero-Metalúrgicas y de Servicios, para aprovechar las ventajas de escala y las sinergias de grupo en cuestiones relevantes para su desempeño, centrándose en la representación colectiva de sus asociados; la interlocución con las administraciones públicas; el fomento de la minería metálica como sector estratégico para el desarrollo socioeconómico y la difusión de una imagen positiva de la minería en la sociedad.

En la actualidad, Aminer cuenta con 12 miembros, que representan el 90 por ciento de las entidades relacionadas con la minería metálica de Andalucía: Cobre Las Cruces, Atalaya Mining, Exploraciones Mineras del Andévalo, Minas de Aguas Teñidas, Minas de Alquife, AGQ Mining, Ayesa, Insersa, Geomatec, Minesur, Colegio Oficial de Ingenieros de Minas del Sur y Minera Los Frailes.

La facturación anual de estas empresas ronda los 1.000 millones de euros y, en términos de empleo, el sector es un gran revulsivo en Andalucía, ya que actualmente la industria minera emplea de manera directa a 3.500 trabajadores, que ascenderían a 5.000 con los actuales proyectos en trámite y a 7.000 en determinadas fases de ejecución de infraestructuras. A ellos hay que sumar los 15.000 empleos indirectos, que podrían llegar a los 20.000 de la mano de los proyectos pendientes.

Con el apoyo del Gobierno andaluz

Desde los últimos años, el sector cuenta con el respaldo del Gobierno andaluz. Además de los derechos mineros concedidos a través de diversos concursos públicos de la Junta de Andalucía, a mediados de 2016 esta aprobó la Estrategia Minera de Andalucía 2020, la cual es muy bien valorada por Aminer, pues viene a reafirmar la apuesta de la Administración pública por esta actividad. Este plan favorecerá «la revisión, unificación y agilización de los procedimientos, garantizando así una mayor seguridad jurídica para las empresas y reducción de burocracia, un hecho esencial para la atracción de nuevas inversiones a la región», según Aminer.

Por otro lado, en octubre de 2016 Aminer firmó un Protocolo General de Colaboración con la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta para el fomento y difusión de actuaciones que promuevan en mayor medida al sector de la minería metálica tanto dentro como fuera del territorio andaluz.

El protocolo favorece la colaboración público-privada para el incentivo de programas de impulso al tejido empresarial local, para la mejora de la competitividad del sector en su conjunto; la puesta en valor del patrimonio minero andaluz; la institucionalización de la colaboración entre administraciones estatal, autonómica, provincial y local con competencias en materia de minas; la instauración de una regulación administrativa homogénea; la promoción de proyectos de innovación y de formación en materia de seguridad y salud minera, y la generación de empleo de calidad, entre otros.

Nuevos proyectos del sector

La principal cita del sector será del 17 al 19 de octubre en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla: la segunda edición del Metallic Mining Hall (MMH), Salón Internacional de la Minería Metálica. En esta edición, el encuentro estará centrado en la sostenibilidad y en la economía circular.

Además, Sevilla será por primera vez la sede del XIV Congreso Internacional de Energía y Recursos Minerales y del 2018 International Symposium in Slope Stability in Open Pit Mining que se celebrarán entre el 10 y el 13 de abril del próximo año.

El Correo

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.