Inicio » Países y Regiones » China » China dice que producirá menos acero

China dice que producirá menos acero

Reconocemos que los problemas estructurales, incluyendo el exceso de capacidad de producción en algunas industrias, exacerbado por un repunte económico mundial débil y una demanda retraída, han causado impactos negativos sobre el comercio y el empleo. Reconocemos que el exceso de capacidad de producción en acero y otras industrias es un desafío global que requiere respuestas colectivas. También reconocemos que los subsidios y otros tipos de sostén de los gobiernos o de instituciones vinculadas a los gobiernos pueden provocar distorsiones de mercado y contribuir al exceso de capacidad global y en consecuencia requiere prestar atención. Nos comprometemos a tomar pasos efectivos para responder a los desafíos como a realzar las funciones del mercado y promover los ajustes …” indica la declaración final de la última reunión del G-20 respecto del acero.

La sobreproducción en la siderurgia y otras industrias fue uno de los ejes de los debates y conclusiones de la reunión del G-20, en la llamada Cumbre de Hangzhou (China). La declaración final acordada por los líderes de las naciones industriales y emergentes puso el foco en especial en la siderurgia. Se resolvió crear un mecanismo de seguimiento en el marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que deberá dar su primer informe en 2017.

En el curso de los debates en la Cumbre, el propio presidente chino Xi Jinping reconoció que en la industria del acero hay sobrecapacidad y que China se compromete a bajar la producción en 150 millones de toneladas en 5 años, sin explicar cómo lo haría.

Los datos del sector marcan que: En el año 2000 la capacidad de producción mundial del acero era de 1.000 millones de toneladas.

Hoy es de 2.400 millones, siendo China la principal responsable de ese aumento.

Se estima que la sobrecapacidad china es de 450 millones de toneladas. Equivale a 6 veces y media la capacidad total de producción de América Latina.

La existencia de una sobrecapacidad de producción, que no se limita a la siderurgia, es uno de los ejes de la crisis global que va acompañada de una “guerra comercial” que se expresa en precios de dumping (China es el país más denunciado por prácticas de dumping) y en la elevación de los aranceles sobre las importaciones para evitar el desplazamiento de la producción doméstica. Aun así, eso no impidió el achique y hasta el cierre de muchas plantas, en gran parte como consecuencia de la competencia del acero chino, como fue el reciente caso de la siderúrgica hindú Tata en Gran Bretaña.

Las crisis de sobreproducción también “inflan” las tasas de producción e inversión porque todo lo que se produce es considerado parte del crecimiento del PBI. Pero cuando se produce en exceso, hay una desvalorización del capital que produce ese excedente y de las mercancías producidas que se “corrige” en los momentos de ajuste, con una fuerte pérdida tanto de capital como de trabajo.

En un contexto mundial de sobreproducción, se acentúa la caída de beneficios de las empresas y grandes conglomerados industriales, aumenta el valor real de las deudas y disminuye la demanda de consumo por la vía del desempleo total o parcial y la reducción de los salarios.

Apenas se conoció la declaración del G-20 y del presidente chino, nueve asociaciones siderúrgicas de América del Norte, América Latina y Europa expresaron un “cauto optimismo”, según señalaron en un comunicado. Es que además de reconocer el problema, estas asociaciones reclaman “acciones políticas concretas por parte de los gobiernos para reducir el exceso de capacidad, acabar con los subsidios y con las medidas gubernamentales que distorsionan los mercados”.

En la misma línea, Fernando Landa, miembro del Grupo de Trabajo de Comercio e Inversión del G-20 por parte de la UIA y director de Asuntos Internacionales del Grupo Techint, le dijo a iEco que “es la primera vez que el presidente chino reconoce que China tiene un problema de sobrecapacidad en acero”, pero “aún no se entiende si China va a eliminar subsidios. En caso contrario, van a seguir compitiendo con toda su capacidad y precios desleales.” Para Landa, “para solucionar el problema de sobrecapacidad de China, el precio debe reflejar los costos reales de la producción de acero y se deben eliminar los subsidios. Las empresas deben funcionar dentro de un marco de economía de mercado, lo cual hoy no ocurre”.

Clarín

Comentarios

comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top