España.- Unión Minera del Norte, S.A. (Uminsa) propondrá a la administración concursal de Hullera Vasco-Leonesa (HVL) ejecutar el cierre de la explotación de interior de Hullera-Vasco Leonesa, según informó la compañía del empresario leonés Victorino Alonso a través de una nota de prensa. Alonso se reunió ayer en León con el comité de empresa de la Vasco a los que avanzó el proyecto que, de manera combinada con Polibest, tratará de desarrollar en el proceso de subasta de las unidades productivas de HVL, señala el escrito.

Los sindicatos informaron a Uminsa la imposibilidad de que la administración concursal y Peal, interesada en pujar por el cielo abierto, puedan recibir las ayudas del Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón para sufragar el cierre. Las deudas que mantiene HVL con la Seguridad Social y Hacienda impide el acceso a los fondos destinados al cierre. Por el contrario, Uminsa «podría solicitar» el subsidio, «ofreciendo además la Junta un crédito puente para afrontar de manera inmediata los gastos del cierre ordenado». En las labores de cierre se emplearía a mineros de HVL, siempre que se acepte la oferta.

Uminsa «mantiene intacta» su oferta de recolocación de los mineros de HVL en sus explotaciones de interior, si bien apunta que la decisión de Endesa de no comprar carbón «podrían retrasar» las incorporaciones. La compañía que controla Alonso mantiene las entregas de carbón a la central térmica de Guardo, mientras que ha tenido que cesar el suministro a la de Compostilla, propiedad de Endesa. Uminsa se comprometió con el comité de HVL a iniciar las gestiones para definir el plan de cierre, tanto con la administración concursal como con la Junta de Castilla y León, de forma que se pueda «ampliar la anterior oferta, con nuevos empleos en la zona de Santa Lucía de Gordón, mientras se ejecuten las labores de cierre».

Mantener el sector

Uminsa considera que con su oferta de asumir el cierre «no existe ya ningún tipo motivo para seguir retrasando la subasta de las unidades productivas». La compañía considera que demorar el proceso «pone en riesgo una operación que generará importantes sinergias» a las empresas que lo acometan, «mejorando así su competitividad para lograr la supervivencia de la actividad minera. Si Uminsa y Polibest asumieran estas tareas «aún podrían sostener más de 500 empleos directos y 2.000 indirectos».

La nueva propuesta llega después de que el pasado 25 de julio, los trabajadores de HVL conocieron la decisión del administrador concursal de ejecutar el cierre por su cuenta, con los trabajadores que aún forman la plantilla de la minera de la Montaña Central leonesa, tras conocer la imposibilidad de percibir ayuda alguna para estas labores. Las intenciones pasaban por clausurar la explotación en unos seis meses —frente a más de tres años previstos en principio, con trabajos por valor de 20 millones de euros—. La actuación se limitaría a la retirada de tendidos eléctricos y los elementos contaminantes, así como a levantar los tabiques que permitan dirigir los desagües por el túnel de La Robla.

La administración concursal tramita ahora un expediente de regulación de empleo extintivo para parte de la plantilla de HVL y otro suspensivo. Tan sólo los trabajadores de mantenimiento y los servicios mínimos continúan en sus puestos de trabajo.

(Visited 2 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here