España.- La última semana de septiembre la consejera de Economía, Marta Gastón, reunirá a un grupo de trabajo conformado por la mesa ciudadana de la minería, los gobiernos central y autonómico, la Diputación de Zaragoza y las empresas mineras, para buscar soluciones que garanticen el futuro de las comarcas mineras.

Así lo ha anunciado Gastón a los medios de comunicación tras reunirse hoy en Zaragoza con sindicatos, trabajadores del sector y dirigentes políticos de la zona.

En el encuentro se ha acordado la creación de dicho grupo de trabajo así como solicitar una reunión con la presidencia de Endesa con el fin de recabar información acerca de las inversiones previstas por la compañía energética, tanto si las hay como si no.

Según Gastón, ha sido una reunión productiva en la que “lo mejor” es que se ha puesto de manifiesto la necesidad de “trabajar de forma conjunta en defensa de la minería en Aragón” y la preocupación por el futuro.

El grupo de trabajo servirá, ha dicho, para trabajar y planificar de forma conjunta el futuro de las comarcas no solo desde el punto de vista económico buscando alternativas complementarias a la minería sino también desde el aspecto social.

En la reunión prevista para la última semana de septiembre la mesa de la minería dará a conocer las necesidades del territorio y por parte del Gobierno de Aragón se informará de aquellas ayudas que por “desconocimiento” no pueden utilizarse por emprendedores.

La consejera de Economía también ha reiterado la necesidad de que el Gobierno central se replantee el Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) con el fin de alargar los plazos de ejecución de los proyectos y evitar la pérdida de las partidas económicas en el caso de que no se llegue a tiempo para su conclusión.

En este sentido, Gastón ha destacado la importancia de que el Ejecutivo central también participe en ese grupo de trabajo porque sin su presencia el plan de reindustrialización de las comarcas mineras “no puede ser una realidad”.

Por su parte, Antonio Planas, delegado de CCOO en la central térmica de Andorra, ha advertido de que más que dinero lo que quieren es trabajo porque los pueblos lo necesitan, al tiempo que ha lamentado que la respuesta de Endesa a los planes de inversión se podría demorar hasta 2020.

Planas ha recordado además que el cierre previsto de la minería de interior va a suponer hasta fin de año la pérdida de 200 puestos de trabajo que va a implicar que estas familias se tengan que marchar de la zona “porque no hay otra cosa”, de ahí, ha apuntado, la urgencia de la reunión de hoy con la consejera para que “nos ayude a exigir a Endesa que se pronuncie de una vez y conocer el plan de reindustrialización”.

EFE

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here