Perú.- Existe una cartera de inversiones del sector minero por US$ 50,000 millones, entre las iniciativas en marcha, ampliaciones y nuevas operaciones, sostiene el viceministro de Minas, Guillermo Shinno.

Ya se han invertido más de US$ 42,000 millones en los últimos cinco años. No son tiempos de los megaproyectos, precisa el funcionario.

El panorama es otro, destaca y adelanta que los próximos años serán los proyectos mineros medianos (con inversiones que no superan los U$S 1,000 millones) los que estarán más activos en la agenda del sector.

Dentro de esta cartera destacan siete proyectos que están tomando dinamismo, como las ampliaciones como Toquepala (Southern Perú Copper Corp) o Marcona (Shougang), cuyas inversiones superan los US$ 1,500 millones cada uno.

No es lo único en marcha, sino también nuevos proyectos empezarán a producir o iniciarán obras, como Tambomayo y San Gabriel (ambos de Buenaventura), con inversiones por US$ 200 millones y US$ 520 millones, respectivamente, Zafranal (AQM Copper, con una inversión de US$ 1,160 mlls.), Corani (Bear Creek Mining, con US$ 574 millones) y Ollachea (Minera IRL, con US$ 164 millones en inversión).

También hay expectativas con Quellaveco, La Granja, Michiquillay, Galeno, Marcobre, que son proyectos de gran inversión, pero aún no hay fecha prevista de inicio de operaciones.

La situación

Varios de los proyectos se detuvieron o quedaron en stand by debido, entre otros factores, a los bajos precios de los metales, pero deberían reactivarse en próximos dos años, señala Shinno.

La situación, sin embargo, avanza al punto de que Tambomayo (Arequipa), la mina de oro y plata de Buenaventura terminará su ampliación a fines de este año. Tambomayo tiene más de 1.5 millones de toneladas con leyes por encima de 13 gramos de oro y cerca de 10 onzas de plata.

En la misma vereda de las ampliaciones se ubican otras dos minas. Una es Toquepala (Tacna), una de las principales cupríferas a cargo de Southern. Las obras estarán listas a fines del 2017. El próximo año también servirá para que Marcona, amplíe la segunda fase de su planta de hierro.

Los nuevos

Otros proyectos enfrentaron otro tipo de dificultades para avanzar, como Ollachea que tuvo un problema societario que ya ha sido superado, agrega Shinno, quien agregó que el Ejecutivo no pudo tener ningún tipo de intervención en la disputa surgida entre los accionistas de Minera IRL.

Ollachea ya tiene el permiso para construir, ya tiene además su Estudio de Impacto Ambiental aprobado. El viceministro sostiene que la empresa está detrás de un crédito, pero la construcción de la mina de oro en Puno se inicia en el 2017. Igualmente, ha retomado su interés por la exploración y evalúa cotizar en la Bolsa de Valores de Lima.

Proyectos como Corani, de plata en Puno, ya tienen un estudio de impacto ambiental (EIA) aprobado. “Entiendo que han solicitado la autorización de construcción y por el tamaño estarían produciendo en dos años. Es un proyecto importante, alrededor de US$ 800 millones”, detalló el viceministro.

En el caso de Zafranal, a cargo AQM Copper, localizada en Arequipa, se estima que para mediados del 2017 podrían iniciar la construcción, pues están trabajando en su estudio de impacto ambiental (EIA). Aquí la inversión estimada en esta mina de oro y cobre es de US$ 1,100 millones.

Y para cerrar este paquete de siete proyectos, está San Gabriel, el proyecto aurífero de Buenaventura en Moquegua. La construcción del mismo debe empezar en el 2017. El año pasado terminaron el estudio de factibilidad y a fines de este año deben de contar con la aprobación de su EIA.

Gestión

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here