Perú.- La mayor adquisición minera en el extranjero jamás antes realizada por los chinos, el proyecto Las Bambas en el Perú, ha iniciado operaciones comerciales. La mina de cobre de clase mundial, dirigida y operada por MMG, que cotiza en Hong Kong, entra en funcionamiento en momentos en que la compañía reportó débiles ganancias de medio año en medio de fuertes costes, según un análisis de Nikkei Asian Review.

MMG, una subsidiaria con sede en Melbourne del conglomerado minero estatal chino China Minmetals, anunció el martes que sus ingresos cayeron un 47% a US$ 586.1 millones en el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo hace un año. MMG atribuyó la caída al cierre de la mina de zinc Century en el norte de Australia el año pasado, junto con los bajos precios y volúmenes de venta de cobre y otros metales. La fuerte caída de los ingresos llevó a las pérdidas netas a casi duplicarse a US$ 93.0 millones.

Las Bambas, que entró en operación comercial el 1 de julio, brinda una señal más positiva para la compañía. El CEO Andrew Michelmore dijo en una conferencia de prensa el miércoles que el 2016 es un “año clave” para la compañía, en tanto su principal producción pasa del zinc al cobre con el cierre de la mina australiana de zinc y el inicio de operaciones cupríferas en el Perú.

La mina peruana, adquirida por los chinos en el 2014 de la minera suiza Glencore, producirá entre 250,000 y 500,000 toneladas de cobre este año. Se espera que produzca hasta 2 millones de toneladas en los próximos cinco años, mientras que se prevé que la vida de la mina sea mayor a 20 años.

El director de operaciones de MMG, Marcelo Bastos, estimó que Las Bambas será la sexta mayor mina de cobre del mundo por capacidad de producción anual en el 2017.

Todo tiene un precio. El precio del proyecto, incluyendo los costos de adquisición y construcción, fue de US$ 9,700 millones. Si bien este monto está en el extremo inferior del rango de referencia de presupuesto, la cifra asciende a cerca de dos tercios de los activos totales de la compañía y más de ocho años de valor de ingresos, sobre la base de sus últimos resultados.

A pesar de que el endeudamiento total de la compañía asciende a casi US$ 10,500 millones, los costes de financiación se han mantenido relativamente bajos, mientras que más de la mitad de la deuda vencerá en un plazo de más de cinco años.

Al ser una subsidiaria al 74% de un millonario conglomerado estatal chino con buenas conexiones, la compañía fue capaz de “acceder a deuda a largo plazo con la ayuda de nuestro principal accionista Minmetals y de grandes bancos chinos”, dijo el director financiero Ross Carroll.

De acuerdo con documentos presentados por la empresa, la financiación ha sido proporcionada por el China Development Bank, el Industrial and Commercial Bank of China (ICBC), el Bank of China (BOC) y el Export-Import Bank of China, lo que sugiere un poderoso apoyo por parte del Estado.

Este arreglo es “totalmente diferente de las empresas occidentales con bancos occidentales”, dijo Carroll, lo que permite más libertad de acción para que la dirección se desenvuelva.

Sin embargo, la compañía está considerando fortalecer su balance. El CEO Michelmore dijo que era “consciente de la baja liquidez de nuestras acciones y el alto nivel de deuda”.

Dijo que alrededor de 10 partes externas se habían acercado a la empresa para adquirir su base de Golden Grove, que produce metales preciosos en el oeste de Australia. Michelmore hizo hincapié en que “no hay un resultado predeterminado”, pero la compañía está a punto de nombrar a un asesor financiero para iniciar un proceso formal. Se tomaría una decisión para fin de año, dijo.

La reacción del mercado al anuncio de los resultados del miércoles fue negativo, con las acciones cayendo en el cierre 3.4% a HK 1.98.

Gestión

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here