Entre enero y junio de 2016, China exportó a la región latinoamericana un total de 3,4 millones de toneladas (Mt) de acero, lo que representó una baja en los envíos de 32% respecto al mismo período de 2015, informó la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).

Los principales destinos para el acero chino en la región fueron: Centroamérica que recibió 878 mil toneladas (+13%), Chile 536 mil toneladas (-21%) y Perú 451 mil toneladas (-11%), precisó el informe.

Según determinó Alacero, el volumen recibido por la región desde el país asiático correspondió a un valor de 1 526 millones de dólares, lo que significó un promedio de 453 dólares por tonelada, un valor promedio 2% superior al resto del mundo.

No obstante, destacó que “existen varios destinos en la región que enfrentan precios de importación significativamente más bajos que el resto del mundo”. Por ejemplo, Centroamérica, Colombia, Perú, República Dominicana, Costa Rica y Ecuador.

Asimismo, el informe observa que el precio promedio de las exportaciones chinas de acero laminado hacia América Latina fue de 453 dólares por tonelada, lo que representó una disminución de 25% respecto al primer semestre de 2015.

Mientras que los productos planos concentraron el 45% de las exportaciones chinas a la región, con 1,5 Mt, es decir, 42% menos que en el mismo período del año anterior. Y los productos largos alcanzaron los 1,3 Mt.

Duro análisis

En el marco del XII Congreso del Acero, que se realizó en Chile, entre el 28 y 29 de julio, el director general de Alacero, Rafael Rubio, advirtió el difícil panorama para el sector que desde la crisis de 2008-9 no se ha podido revertir.
A la delicada situación económica global se suma la elevada producción siderúrgica de China, subvencionada por el gobierno, que impulsa una alta exportación de productos hacia el mundo.

Actualmente, existen contra China nueve acciones antidumping en proceso y 33 acciones vigentes, precisó Rubio y agregó que el resto del mundo presenta 40 acciones en proceso y 80 acciones vigentes.

Por otro lado, “China se ha comprometido a reducir su capacidad instalada en el orden de 100 a 150 MM toneladas al 2020, además de implementar un fondo de apoyo de alrededor de 15,3 mil millones de dólares para facilitar la reubicación de trabajadores”, explicó el funcionario de Alacero. Sin embargo, las consideró insuficientes para solucionar el problema de la sobrecapacidad existente.

Además, Rubio hizo mención al Brexit y advirtió que si bien América Latina “no está relacionada geográfica o políticamente con el Reino Unido, existe una incertidumbre del proceso de desvinculación y sus posibles resultados”.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here