Canadá, Estados Unidos y México manifestaron hoy su preocupación por la alta producción de acero en el mundo y demandaron de los productores un fuerte e inmediato compromiso para abordar el problema.

Un comunicado conjunto suscrito por el presidente Barack Obama (EE.UU.), Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, y el mandatario de México, Enrique Peña Nieto, miembros del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) expresa la preocupación por el alza en la producción de la industria siderometalúrgica.

Los dignatarios instaron a poner fin a los subsidios estatales y otras ayudas que mantienen artificialmente alta la capacidad, aunque no mencionaron a ningún país.

Durante la Cumbre, la primera que celebran desde 2014, para coordinar políticas medioambientales, energéticas y económicas de la región, los dirigentes emitieron un comunicado conjunto para liberalizar reglas de origen en varios productos, en especial, farmacéuticos, cosméticos, caucho, metales, maquinaria industrial y eléctrica, instrumentos de precisión y gas natural.

En el documento titulado Prosperidad Económica, Comercio y Competitividad, reconocieron que el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) supone que los miembros del TLCAN compartan la prosperidad, creen empleos, refuercen la producción industrial y agrícola de la región, a la vez que presuntamente protejan los derechos laborales y el ambiente.

Asimismo decidieron que Estados Unidos sea la sede del primer Diálogo de Accionista para la Competitividad de Norteamérica, que se realizará en Washington, durante el otoño.

La propuesta de Plan de Acción para la Competitividad de Norteamérica incluye 14 iniciativas que reducirán el costo de hacer negocios, mejorará la eficiencia de la cadena de abastecimiento, permitirá avanzar en innovación y desarrollo económico, a la vez que involucrará a los accionistas a través de procesos de consulta.

Mientras Canadá acogerá la sexta reunión de Innovación y Emprendimiento para la Competitividad de las Américas (ACE), del 25 de septiembre al 1 de octubre próximo.

Durante el cónclave celebrado aquí este jueves los tres líderes acordaron, además, un plan de acción sobre el cambio climático, energía y medioambiente que establece que para 2025 la región genere un 50 por ciento de energía limpia.

(Visited 2 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here