Argentina.- El dinámico mundo de los negocios es seguido con atención por los inversores ante la posibilidad de cambios políticos que alteren los mercados, con los riesgos que implica en la economía mundial. Los refugios para asegurar rentabilidades plantean también dificultades y sospechas de legitimidad en las operaciones fiscales de ultramar y ante estas encrucijadas los grandes capitales apuntan hacia los metales preciosos.

La gran minería, como la desarrollada en San Juan, es la beneficiaria directa de este giro inversor mundial con un efecto multiplicador en la economía local por el valor agregado en insumos, servicios y mano de obra calificada. Por ello, durante el primer trimestre de este año, la empresa de Soros compró más de 19 millones de acciones de Barrick Gold Corp., con presencia en Veladero, según documentos regulatorios, lo que la convirtió en su mayor posición accionaria a fines del trimestre. Desde entonces, esa inversión ha ganado más de 90 millones de dólares de acuerdo a informes de los mercados. Se suma este negocio a la compra de un millón de acciones de la minera Silver Wheaton Corp., una posición que creció 28% en lo que va del segundo trimestre, mientras el valor del oro ha subido 19% en lo que va de este año.

Los economistas afirman que existe una nueva ‘fiebre del oro’ en el plano internacional. La moderación de las expectativas en torno al alza de las tasas de interés de corto plazo en Estados Unidos, ha generado este auge de inversiones en empresas auríferas, pasando por fondos que cotizan en bolsa, siguiendo las alzas y bajas diarias del metal dorado.

Igual que Soros, varios fondos de inversión han ingresado a la minería metalífera, en particular del oro, en el plano internacional, en tanto buscan otras alternativas en ese sector más rentables todavía, por ejemplo el litio, con un futuro extraordinario por las múltiples aplicaciones en la electrónica y la industria avanzada. La Argentina tiene una de las mayores reservas de litio del planeta, con una meta de extracción de 17.500 toneladas anuales de carbonato de litio, solamente en la puna jujeña.

El futuro de la diversificación de la economía del país se encuentra lejos de la pampa húmeda, donde se concentra la generación de la principal riqueza. Mal que le pese a los detractores ideológicos, la minería se fortalece como motor del desarrollo.

Diario Cuyo

(Visited 2 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here