El grupo estadounidense de energías renovables, SunEdison, se acogió al proceso de quiebra en EEUU, conocido como Chapter 11.

“La decisión de iniciar este proceso de restructuración ha sido difícil, pero se trata de un paso importante para abordar nuestros problemas inmediatos de liquidez”, indicó Ahmad Chatila, CEO de SunEdison.

“Este proceso nos permitirá dimensionar correctamente nuestro balance financiero y reducir nuestra deuda, mientras que nos proporciona la oportunidad de seguir trabajando en el desarrollo futuro del negocio y centrarnos en nuestras fortalezas. También, facilitará el trabajo para transformar SunEdison en una compañía más eficiente -desprendiéndonos de activos no estratégicos-, así como dar nuevos pasos para maximizar el valor de nuestras ventajas tecnológicas. Como resultado de este proceso, esperamos reposicionar a la compañía”, añadió.

Según detalló la agencia Bloomberg el hecho se produjo luego de alcanzar una deuda inmanejable, la que habría bordeado los US$ 11.700 millones, derivada de la compra de proyectos eólicos y solares en todo el mundo.

La compañía informado al regulador estadounidense, SEC, que cuenta con activos por US$ 20.700 millones y un pasivo exigible de US$ 16.100 millones a 30 se septiembre.

Cabe recordar que el mes pasado, según The Wall Street Journal, la compañía de energía solar estaría siendo investigada por la Comisión de Valores (SEC) por exagerar su posición de liquidez.

En Chile

La compañía estadounidense tiene amplia presencia en Chile. En 2013, firmó un contrato de construcción (EPC) con la empresa E-CL para construir la Planta Solar fotovoltaica El Águila en la región de Arica.

En 2014, cerró un acuerdo de US$ 190 millones con Corpbanca y otras entidades para financiar planta solar más grande de Latinoamérica. En septiembre de ese mismo año, SunEdison anunció un acuerdo de venta de energía de largo plazo con Antofagasta Minerals, a través del proyecto fotovoltaico Javiera (de 69,5 MW DC) para las operaciones de la Minera Los Pelambres.

La firma planeaba invertir unos US$ 1.500 millones en el país.

En junio del ejercicio pasado, la compañía anunció que aseguró el financiamiento y dio comienzo a la construcción de la planta de energía solar fotovoltaica “Quilapilún”, que contará con una capacidad instalada de 110 MW y que estará situada en la comuna de Colina, Región Metropolitana.

Diario Financiero

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here