México.- En el estado hay un registro de 310 minas en función, las cuales tan sólo en el 2014 generaron una actividad económica de 1,400 millones de pesos; sin embargo, regular la extracción de mercurio figura entre los retos del sector.

El secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Marco del Prete Tercero, destacó la importancia de regular las minas de mercurio, uno de los principales metales que se extrae en la entidad y cuyo procesamiento genera altos índices de contaminación al medio ambiente y afectaciones a la salud pública.

Este desafío refiere la principal medida de acción del Convenio de Minamata, que mundialmente ha establecido que antes del 2020 los gobiernos deberán prohibir la producción, importación y exportación de productos que contienen mercurio.

“El principal contaminante que se extrae de las minas es el mercurio. No nada más contamina la extracción, sino el mismo procesamiento del mercurio. De acuerdo con el Convenio de Minamata (…), debe dejarse de producir mercurio y de utilizarse para fines industriales”, declaró el funcionario estatal.

ONU visitará municipios mineros

Por lo tanto, dentro de dos semanas se espera la visita de representantes de la Organización de las Naciones Unida (ONU) para acudir a las zonas mineras de Querétaro, adelantó el secretario estatal.

A través de esta reunión, se buscará generar proyectos que puedan ser solventados con capital extranjero y que tengan la finalidad de crear esquemas de productividad en las comunidades mineras del estado.

“Vamos a tener una visita en los próximos 15 días de la ONU; estaremos visitando municipios mineros para ver opciones productivas en los cuales podamos obtener recursos mundiales, extranjeros, para poder solventar, generar proyectos productivos”, añadió.

En cuanto a evitar la extracción de mercurio, se planea emprender trabajos conjuntos entre los tres órdenes de gobierno, previendo generar esquemas productivos de minería o alternativas de sustento para los habitantes de localidades mineras.

La actividad

En este contexto, la entidad captó para distintos proyectos del sector 12.3 millones de pesos: 7.7 millones aportados por el gobierno federal y 4.6 del estatal, a través del Fondo Minero que coordina la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

El recurso fue distribuido en cinco municipios con actividad minera: Cadereyta de Montes, Colón, Peñamiller, Pinal de Amoles y Tequisquiapan.

El titular de la Unidad de Utilización del Suelo, Explotación y Minas, de Sedatu, Ricardo López Pescador, detalló que este fondo se ha creado con la finalidad de impulsar proyectos u obras de infraestructura que incidan en mejorar las condiciones de las comunidades mineras.

Entre los proyectos se tiene prevista la construcción de biodigestores, arcotechos, luminarias, vialidades y plantas de tratamiento de agua, precisó.

El Economista

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here