Chile.- Autoridades reconocen que esta puede ser una señal de que el rubro está logrando estabilizarse, pero advierten que hay que esperar para efectuar un análisis más a largo plazo.

Según el informe del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) para el trimestre móvil diciembre-febrero 2016, la actividad minera logró generar 3.310 nuevos puestos de trabajo en la región de Coquimbo, 1.830 de los cuales se crearon durante el trimestre inmediatamente anterior. La situación llama la atención dado el escenario adverso que enfrenta en la actualidad el sector debido a la baja en el precio de los metales en el mercado internacional, situación que ha impactado fuertemente al rubro. Asimismo, destaca porque marca una recuperación de lo que se venía produciendo en la zona en los últimos dos años, donde se evidenció una caída constante en las plazas laborales.

En efecto, la directora regional del INE, Marcela Puz, señala que ya desde hace dos años se había mantenido una tendencia a la baja en la zona en materia laboral, por lo cual este repunte de la actividad se considera positivo, no obstante, advierte que los antecedentes deben ser analizados más a largo plazo para ver si efectivamente se puede hablar de un cambio permanente en dicha tendencia.

De igual forma, la autoridad agrega que estas plazas laborales no están relacionadas directamente con los sistemas productivos al interior de las faenas, sino que en gran medida corresponden a servicios externos. “Más bien son servicios complementarios y no están directamente asociados a la minería, estamos hablando de puestos laborales como choferes, eléctricos, empresas de aseo, donde la minería es el mandante, que demanda el servicio”, puntualizó.

Para el seremi de minería, Igor Díaz, las cifras sí pueden ser decidoras y denotan que la actividad ya está tocando un piso, luego del adverso escenario que ha tenido que enfrentar en los últimos dos años. “Nosotros siempre hemos manifestado que la minería es un negocio que hay que mirar a largo plazo, por lo tanto, cuando hay procesos de contracción o procesos de variación en el mercado internacional lo primero que las compañías tratan de hacer es reducir los costos de producción, pero esto no significa que vayan a dejar de producir”.

Lo que reflejan estas cifras, dice el secretario regional, es que la minería “sigue vigente, con la misma fuerza y que sigue generando una cantidad de empleos importante. Se sigue manteniendo este motor económico que genera cerca del 40% de los empleos de la región”.

Pese a las poco alentadoras expectativas de precios que existen para el 2016 y 2017, la autoridad indica que existen antecedentes que permiten corroborar que la actividad en la región seguirá desarrollándose en los próximos años. “Hace poco se aprobó la declaración de impacto ambiental del nuevo proyecto minero El Espino y hay otras iniciativas que están en análisis en el SEA, por lo tanto, esto da cuenta que, independiente que haya un escenario económico negativo internacional, los proyectos en minería van a seguir su curso de desarrollo normal”, indicó.

Con esto comienza a generarse una estabilización en la zona también, agrega, pues significa que las empresas de la región han sido exitosas en adoptar medidas para reducir sus costos, sin afectar el entorno laboral. “Estos reajustes ya los han realizado la mayoría de las compañías, por lo tanto no debiéramos tener mayor cantidad de despidos. Este remezón que llegó a fines de 2015 lo que generó fue sacar principalmente líneas gerenciales y se empezó a analizar de qué manera se podían optimizar los recursos y aquí estamos viendo y dando fe de que esto ha funcionado y que es una buena señal y un avance importante”, recalcó Díaz.

Las cifras del Imacec dadas hace a conocer hace algunos días por el Banco Central, también evidenciaron un repunte en el rubro, pues según este indicador la actividad fue una de las que impulsó el crecimiento de la economía nacional junto con comercio.

Los especialistas coinciden en que aún es muy preliminar para hablar de un repunte, pero sí se considera una buena señal que la actividad, que se convierte en la principal carta exportadora de nuestro país, comience a revertir las cifras negativas del último tiempo.
En la zona habrá que esperar entonces a que esta tendencia en las cifras de empleo se mantenga y que el rubro pueda seguir aportando al dinamismo de la economía.

Diario El Día

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here