México.- En el 2015 las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) pagaron al fisco 127,982 millones de pesos, 2.9% en términos reales más que el año previo. Del total entregado a las arcas públicas, 62% lo pagaron solamente 10 empresas.

América Móvil (AMX), por décimo año consecutivo, lideró la lista de contribuyentes de las 83 emisoras consideradas en el estudio realizado por la Unidad de Inteligencia y Estudios Especiales de El Economista (UIEE), con base en datos de la propia empresa.

Aunque los impuestos pagados por AMX son menores en 53% a los entregados en el 2014, la telefónica de Slim siguió liderando la entrada de recursos a las arcas públicas por parte de las empresas listadas en el mercado accionario. Los 19,180 millones de pesos entregados al fisco en el 2015 representaron 15% del total, la participación más baja en los últimos 10 años. La máxima contribución en impuestos la registró esta empresa en el 2008, año en que representó 65% del total.

En segundo lugar del pago de impuestos se ubicó Grupo México (GMEXICO), que por décimo primer año consecutivo se mantuvo en dicho sitio. Esta situación destaca, debido a que el sector económico en que se encuentra esta empresa resintió, además del contexto externo adverso de la cotización de los metales y las cargas fiscales especiales al sector de la minería.

En el mismo caso está Industrias Peñoles (PEÑOLES), que ocupó el séptimo lugar en este 2015. Cabe destacar que en los últimos seis años se ha mantenido en el top 10 de las empresas que más impuestos pagan.

El tercer sitio fue para Walmart, lugar en el que se ha mantenido durante la última década; en el mismo lapso Fomento Económico Mexicano (FEMSA) ha oscilado entre el cuarto y sexto lugar.

Desde la óptica de la clasificación sectorial, las empresas mineras cuya aportación fiscal alcanzó 18,496 millones de pesos, 8% por arriba de la del año previo en términos reales, ocuparon el primer sitio. El sector está conformado por GMEXICO y PEÑOLES, emisoras que realizaron las aportaciones más importantes, toda vez que la de Autlán fue casi marginal y la de Minera Frisco reportó cifras en rojo.

El segundo lugar con 18,118 millones de pesos lo ocupó el sector de telefonía, cifra 54% inferior a la registrada en el 2014, caída que explica también la ubicación en dicho sitio.

El tercer lugar fue para el sector de bebidas, con 16,275 millones de pesos, 21% más que un año antes, dicho sector está integrado por las empresas FEMSA, KOF, Arca Continental y Cultiba.

EL sector comercial del autoservicio, integrado por Walmart, Soriana y Chedraui aportó 12,610 millones de pesos, 10% más que un año antes. Cabe destacar que 80% se explica por la primera empresa.

La debilidad económica en México, el gravamen a las transacciones en Bolsa como la venta de empresas, la sustitución del esquema de consolidación fiscal por el Régimen Opcional para Grupos de Sociedades, el impuesto a los dividendos por las utilidades de las empresas y las cargas fiscales especiales al sector de la minería, entre otras, fueron el contexto que en el 2015 explica el incremento de 2.9% de la recaudación en las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, de acuerdo con el análisis de la UIEE, con base en datos de la propia institución.

Una forma de dimensionar la aportación al erario público de estas 83 empresas listadas en la BMV se aprecia en su comparación con la empresa productiva del Estado.

En el 2015 Pemex pagó impuestos por 393,232 millones de pesos, 48% menos que el 2014, pero tres veces más que las 83 empresas consideradas en el presente análisis.

Definitivamente la brecha se ha venido cerrando, toda vez que en ese año Pemex reporta una caída en ventas de 28% y las pérdidas al final del ejercicio casi duplicaron las del año anterior, alcanzando una pérdida neta récord por 521,474 millones de pesos.

Desde la óptica de los ingresos, en el 2015 el consolidado de empresas en la Bolsa arroja una cifra de 4.23 billones de pesos, contra 1.17 billones de la petrolera mexicana y donde se rompe toda comparación posible es en las utilidades netas de cada ejercicio.

En los 16 años que cubre el presente análisis, sólo en dos la petrolera mexicana registra números positivos y acumula una pérdida en dicho lapso por 1.68 billones de pesos. En contraparte, el conjunto de empresas en Bolsa en todos los años reportaron cifras positivas y una utilidad acumulada de 3.14 billones de pesos.

El Economista

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here