La Corporación Minera de Bolivia (Comibol) optó por comprar ácido sulfúrico de Chile para la explotación minera en Coro Coro, puesto tiene un precio más barato que el producto ofrecido por la empresa Eucaliptus, dependiente de las Fuerzas Armadas.

La información fue proporcionada por el presidente de Comibol, Marcelino Quispe, quien recordó que Eucaliptus está bajo tuición de la Corporación del Seguro Social Militar (COSSMIL).

“Queríamos seguir comprando para Coro Coro pero COSSMIL lo ha subido de precio, entonces hemos tenido que buscar otra fábrica para Coro Coro, de manera que estamos importante de Chile el ácido sulfúrico, a un costo más bajo de lo que nos pretende cobrar COSSMIL”, dijo.

Eucaliptus es una empresa que estaba gestionada por COSSMIL junto a Comibol bajo la modalidad de riesgo compartido hasta 2015, cuando la entidad militar pasó a tener el control total.

Quispe recordó que la Comibol invirtió 14 millones de bolivianos para rehabilitar Eucaliptus antes de dejar la compañía, y señaló que hay un proceso de arbitraje respecto a al dinero que puso en esta empresa.

“Hemos estado en la etapa de saneamiento económico de la inversión y no hemos entrado en acuerdos, de tal forma que toda esta consolidación de los estados financieros, más que todo la inversión, ha pasado a arbitraje, está en la Cámara de Comercio”, dijo.

Orlando Gutiérrez, ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), cuestionó la gestión que hacen las FFAA de Eucaliptus y pidió que esta compañía sea recuperada por Comibol.

“No deberían entregar a las Fuerzas Armadas y es necesario pedir un informe concreto de la utilidad que están dando a la planta, Coro Coro ha salido perjudicado”, reclamó.

El presidente de Comibol dijo que sería difícil recuperar la empresa porque ya existe un contrato, que se debe cumplir.

Estabilidad laboral

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, Orlando Gutiérrez, sostuvo el viernes que el debate sobre el incremento salarial para este año debe tratarse “con mucha delicadeza” y sin perjudicar la estabilidad laboral de ese sector.

A su juicio, hay que ver los efectos secundarios del incremento salarial para no afectar a las empresas mineras del país, en especial a las más pequeñas.

 

El País Online

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here