El precio contado del cobre cerró con un retroceso de 1,29% este viernes en la Bolsa de Metales de Londres, con lo que completó su quinta baja consecutiva, arrastrado por las preocupaciones sobre el momento en que la demanda aumentará de nuevo y por los abundantes suministros en China.

El metal rojo terminó las operaciones a US$2,11102 la libra comparado con US$2,13869 la libra del cierre anterior, anotando su menor nivel desde el 24 de febrero.

En la semana el cobre acumuló un retroceso de 4,63%.

El alza de las existencias del metal en almacenes registrados ha generado preocupaciones sobre la demanda, agravando el impacto de un sentimiento negativo en otros mercados.

Agudizando las preocupaciones de que China aumentará las exportaciones a los mercados globales ante un exceso de suministros domésticos, los envíos de cobre a Singapur subieron en 4.800 toneladas, mostraron datos de la Bolsa de Metales de Londres.

No obstante, existen señales de que la economía china se está estabilizando. Las exportaciones del país habrían crecido de nuevo por primera vez en nueve meses en marzo, mientras que el ritmo de créditos bancarios habría repuntado.

En otros mercados, el dólar repuntaba de mínimos de varios meses frente al yen. El petróleo era impulsado por sólidos indicadores económicos en Estados Unidos y Alemania, lo que podría impulsar la demanda de combustible, aunque analistas advierten que los mercados de crudo se ven amenazados por otra tendencia a la baja ante el continuo exceso de suministros.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here