En la actualidad, Chile está viviendo uno de los cambios más importantes en el sector minero, con mega proyectos que están restableciendo la logística en sus operaciones para pasar de rajo abierto a subterráneo, y apegarse al nuevo modelo ambiental.

Cabe mencionar que aunque Chile cuenta con algunas de las minas más grandes en el mundo, con 32 por ciento de la producción mundial de cobre y 30 por ciento de las reservas globales de este mineral, solo 35 minas de clase mediana se concentran en la operación subterránea, aspecto que en los indicadores se traduce en el 12 por ciento, pero que para el año 2023 podría triplicarse con esta tendencia sostenible hasta el 40 por ciento.

Las empresas están rediseñando sus proyectos conforme a la minería subterránea dada la problemática ambiental, por lo que existe una alta necesidad en el desarrollo minero tanto vertical como horizontal. En el caso de los equipos de perforación, la empresa es reconocida como líder mundial desde hace años, participando mayoritariamente en el mercado. En los próximos cinco años aumentaría la demanda principalmente por los equipos tipo Scooptram de nueva generación ST14/18 y camiones de bajo perfil de 60 (MT65) o más toneladas, para continuar con los grandes proyectos previstos en Chile.

Lee aquí el articulo completo

Business Review America Latina

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here