Bolivia.- Los elevados costos de producción podrían ocasionar que tanto cooperativas como mineras estatales entren en crisis si la tendencia de los precios internacionales de los minerales continúa a la baja, considerando que el 90 por ciento de ingresos por exportación se destina a cubrir la operación, según el investigador de la Fundación Jubileo, Héctor Córdova.

Córdova, expresidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), añadió que casi el 8 por ciento de los ingresos por exportación se va al Estado en pago por regalías e impuestos y sólo el 2,44 por ciento es utilidad real, en un cálculo realizado con base en datos de las empresas mineras. Esta situación, dijo, es común tanto en empresas mineras cooperativistas como estatales.

“Con este nivel de costos de operación, las empresas reciben una miseria de utilidades, (…) baja el precio un poquito más y están en quiebra. No tienen juego de cintura, su costo de operación es tan alto que se hace insostenible”, indicó en un seminario organizado en esta ciudad por Jubileo.

Afirmó que los costos de producción se destinan sobre todo a la importación de insumos para la producción y a la contratación de personal (en el caso de las empresas mineras estatales).

Explicó que el 70 por ciento de esos insumos son importados y que en el país sólo se pueden comprar alrededor del 20 por ciento de los insumos, que en su mayoría son servicios.

“Mientras mantengamos esta estructura del sector minero somos tremendamente dependientes de los precios en el mercado internacional y cualquier oscilación, como las que vemos, es perjudicial para el país”, indicó.

Ante esa situación, según Córdova, algunas minas han tomado la decisión de bajar sus costos operativos. Ejemplificó ese caso con la mina San Cristóbal, donde bajaron costos en energía y mejoraron el reciclaje del agua.

En el caso de las empresas estatales, señaló que el Estado debería organizar y planificar la minería durante la época de baja cotización de los minerales a nivel internacional y centrar su mirada en la industrialización minera para no depender de los precios externos.

“Trabajemos en distintos mecanismos que permitan acumular o agregar valor a nuestras exportaciones, porque de otra manera seguimos financiando el desarrollo de otros países”, afirmó.

Explicó que a Bolivia le hace falta una “buena planta de cobre” y rediseñar y ampliar Karachipampa porque sólo procesa alrededor de 50 mil toneladas de concentrados al año cuando se produce casi 100 mil toneladas.

“Se estaba pensando en montar dos plantas de zinc, cada una de 100 mil toneladas de mineral, cuando nosotros estamos produciendo fácilmente casi un millón de toneladas de concentrados por año”, dijo.

Finalmente, advirtió que el sector minero generalmente cree que producir más en una época de precios bajos es la clave para mejorar los ingresos; sin embargo, “es el Estado que paga” las diferencias que se generan al comercializar el mineral en ese contexto.

EXPLORACIÓN

Según el especialista en minería de la Fundación Jubileo, Héctor Córdova, hace falta la exploración minera, pero debe ser con capital privado.

“Considero que no debe ser con plata del Estado, es riesgoso, no se sabe si se va a encontrar o no se va a encontrar mineral. Tiene que ser capital privado el que arriesgue con la seguridad de que después recuperará esa plata en la etapa de exploración si se encuentra un yacimiento”, explicó.

 

 

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here