La Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), dice que China es el mayor importador de cobre en el mundo al tercer trimestre del 2015, con 703,000 de 1 millón 68,000 toneladas métricas ese año; es decir, demandó 65.8% del total.

El gigante asiático experimenta una desaceleración económica desde el 2011, pasando de un crecimiento en su PIB a precios contantes de 9.5%, a tasa anual, a 7% el año pasado, lo que significó para el metal un detrimento en su precio.

“Un menor crecimiento en China, al ser el mayor consumidor de commodities, presiona los precios, pues el gran consumidor global compra menos y se espera que consuma menos, eso genera una expectativa de bajas en precio, porque tampoco se ve que lo que no está consumiendo China lo pueda consumir algún otro país”, comentó Rodrigo Heredia, especialista en minería en Casa de Bolsa Ve por Más (BX+).

Ello se ve en los inventarios de las principales bolsas de metales, que experimentaron un exceso de cobre en el 2015, discrepando con una producción mundial pequeña.

Aumentan inventarios

Los inventarios del metal rojo en el mundo registraron al cierre del 2015 un aumento de 55.6%, a 477,358 toneladas métricas, respecto de las 306,697 del mismo periodo del 2014 y en enero del 2016 registran un avance de 27%, a 513,865 toneladas.

La producción de cobre global registró un aumento de apenas 1.2%, a 18,515 toneladas métricas, según datos de Cochilco.

Si el problema de la caída del precio del cobre es una menor demanda, ¿por qué seguir produciendo?

Al respecto, Heredia explicó que la producción ha sido moderada: “Lo que pasa es que cuando el precio baja, lo único que se puede hacer es subir la producción. ¿Por qué?, porque el precio no lo pueden manejar”.

En pocas palabras, las mineras apelan al volumen para tratar de compensar precios más bajos, sin que este aumento genere un desbalance que tire aun más el precio.

El Economista

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here