Chile.- “Esta empresa va a sobrevivir any way . Codelco no quiebra ni cierra”, afirma, sin vacilación. Valeria Ibarra

En una semana negra, cuando el precio del cobre bajó a los US$ 1,9 por libra y Hacienda admitió que el fisco no recibirá ingresos de las mineras, Codelco anunció un nuevo plan de ajuste para ahorrar US$ 1.159 millones en 2016. Nelson Pizarro Contador, presidente ejecutivo de la cuprera estatal, explica que gran parte de esos recursos provendrán de insumos más baratos y del efecto dólar. El resto -destaca- “será muñeca”. La ambición de este ingeniero es que a fines de año el costo de producción de la corporación llegue a US$ 1,25 por libra “y esté en el primer cuartil de menores costos en el mundo”. Para la década, la meta es más ambiciosa: que cada libra de cobre de Codelco tenga un costo de caja de US$ 1.

La estatal trabaja en varios tiempos simultáneamente. En lo inmediato, contener costos a más no poder, “hasta el hueso”, según su expresión. Y a la vez desarrollar las inversiones en los “proyectos estructurales” (Teniente, Chuquicamata, Andina, RT) que posibilitan la baja de costos a un dólar por libra. En este ambiente hostil, están abiertos a las compras de activos de oportunidad.

-Codelco estima un cobre a US$ 2,20 para este año, pero esta semana cerró en US$ 1,95. ¿Exceso de optimismo?

“Esto se debe a China. Hasta el Año Nuevo Chino, que es a fines de enero, estamos en un período de baja. Tenemos que esperar algunas semanas más para ver si repunta el cobre, como se predice. Hay una suerte de consenso de que el metal debiera estar este año en torno a los US$ 2,20 la libra, y se va a estabilizar en ese valor, que es un precio estrecho, apretado para la industria”.


-¿Hasta cuándo seguirá en ese nivel?

“Hasta el 2017. Ya en el 2018 aparecen noticias de déficit en la oferta que harían repuntar el precio, para estar entre los US$ 2,40 o US$ 2,5 de ahí en adelante. En el largo plazo, los pronósticos son que debiera estar entre los US$ 2,7 o los US$ 2,85”.

-¿Qué pasa si China no da señales de recuperación o si su cambio de modelo toma más tiempo?

“Hay que seguir en esta lucha por estresar los costos. Uno podría pensar en fraccionar el negocio y ver qué unidad de gestión soporta este tipo de precios y cuál no y qué producto entrega. Ese es un ejercicio que nos pidió el directorio y que estamos haciendo. Pero yo, en mis 50 años de profesión, no recuerdo haber visto a una gran minera cerrar”.

-¿Qué pasa si en ese ejercicio encuentran una unidad en que no dan los números? ¿La venden? ¿Cierran?

“Veremos. Actuaremos en consecuencia”.

-¿Analizan recortar producción, o no sacar al mercado la producción?

“Eso sí. Y hasta la propia Codelco hizo eso. Yo he visto crisis grandes, importantes. En este tipo de condiciones, las empresas se refugian en el costo caja (C1, que es lo que cuesta producir la libra de cobre, y no incluye costos de oficina o financieros), y que en Codelco es bastante por debajo del precio del cobre (es de US$ 1,38). Nuestra meta es tenerlo en torno a US$ 1,25 este 2016 “.

“Vamos a hacer todos los esfuerzos para que el ministro de Hacienda se equivoque y Codelco tenga excedentes este año”. Con el último apretón de costos, vamos a dar excedentes por unos US$ 700 millones”.

-Pero ahí están los recursos de la Ley Reservada…

“Que son como US$ 600 millones. Igual tendremos unos US$ 100 millones de excedentes. ¡Es bueno! Y eso es por el último apretón que dimos en el presupuesto oficial”.

“Si hay un precio de US$ 2 (como precio anual del cobre), sería muy terrible, muy complejo, desde el punto de vista de la caja, de las inversiones. Pero insisto: China la lleva, ha estado con volatilidades, cuestionada, la información china quizás no tenga toda la precisión que corresponda para hacer una proyección, pero, por otro lado, la devaluación de la moneda china ayuda a la exportación, y no sería extraño que ellos vuelvan a intentar hacer un mix entre una economía de exportación y una basada en el consumo interno”.

-¿Esta es la peor crisis que ha tenido Codelco?

“No. Hubo una crisis tan profunda como esta por el año 2004. La del 2009 me la salté, porque no estaba en Codelco. Esta será una crisis de unos dos años antes de volver a los US$ 2,5. Es complicado, pero no es para cerrar la cortina, sobre todo si el precio será de US$ 2,7 en el largo plazo”.

“Hay que tener claro esto: esta empresa va a sobrevivir any way . Codelco no quiebra ni cierra. El cobre es sano, tenemos el espacio y la obligación de mejorar la calidad de vida de todo el mundo asiático. Para que los chinos tengan casas, aire acondicionado, carreteras, telefonía, necesitan a Codelco”.

-¿Qué pasa si se equivoca?

“Los directorios en estas condiciones no toman decisiones drásticas, sino que esperan un tiempo prudente. Si se mira la historia, este es un up and down, up and down . Es cosa de ver lo que pasó entre el 2009 y el 2011; pasamos del fondo al cielo. Imagine si se hubiesen tomado decisiones precipitadas entre el 2008 y 2009 y hubieran cerrado minas, si solo dos años después el cobre promedió casi los US$ 4 la libra”.

-En tiempos así surge el debate de privatizar Codelco. ¿Por qué no hacerlo?

“Porque Codelco es el mejor negocio del Estado. Le ha entregado US$ 114 mil millones al fisco, con una inversión de US$ 4 mil millones. Que hay espacio para optimizar, obviamente que sí, y mi tarea es ésa. Hemos subido nuestra productividad por sobre el resto de los competidores, y eso no lo digo yo, lo dice un estudio del ex ministro de Minería (Hernán de Solminihac, de Clapes UC).

-En términos de costos, ¿cuál división es la mejor y cuál es la peor?

“En las divisiones, la champion es Teniente, que tiene una ley maravillosa y una mina con muchos recursos: es del orden de US$ 1 de costo caja y está en el primer cuartil, el 25% más bajo de la industria. RT (Radomiro Tomic) y Ministro Hales están empatados en torno a US$ 1,40. Le sigue Andina, con US$ 1,45 de costo caja. Chuqui tiene uno más cerca de US$ 1,5. Salvador es la única división que está sobre los US$ 2,20. Y como Codelco todo, el costo es exactamente de US$ 1,387 por libra. ¡Gran número!”.

-Así como el ministro Valdés sinceró la situación económica, ¿van a sincerar lo que ocurre en Salvador? ¿Va a cerrar?

“El caso de Salvador es muy atípico, pero tiene reservas, mineral, infraestructura, tiene una buena cultura laboral, la cultura de las minas pobres”.

-Y hoy, ¿en qué está Salvador?

“Estamos en condiciones de hacer muy pronto una propuesta a nuestro directorio sobre la base de que tiene una reserva minera que no es despreciable”.

La salvación de Salvador es Rajo Inca, que se va presentar al directorio en las próximas semanas. Tras mucha insistencia, Pizarro solo comenta que la opción que manejan es hacer el proyecto a una escala menor a la presupuestada.

-¿Hay recorte en la inversión en los llamados “proyectos estructurales”?

“No. Para este año el plan es invertir US$ 3 mil millones. Esta inversión es contracíclica; es mejor hacerla en el momento en que el mercado está en baja, a condición de que creas que en cinco a seis años más el precio estará sobre los US$ 2,70”.

-Respecto de la capitalización, ¿van a pedir más recursos a Hacienda?

“Para 2016 no necesitamos nada, estamos cubiertos con los US$ 600 millones que nos pasó Hacienda y los US$ 2 mil millones en bonos”.

-¿Qué pasa en 2017?

“Es otro cuento… Tendríamos que salir nuevamente al mercado”.

“Los planes de retiro son los que son”

-¿Hay nuevos planes de retiro o reducción en la dotación?

“No. Los planes de retiro son los que son. Disminuimos la dotación de gerentes, de supervisores, de terceros, de roles B. Necesitamos trabajadores porque como la ley vuelve a caer, tenemos que procesar más material, mover más cerro…”.

-¿Descarta nuevos despidos?

” Depend. Si el escenario se complejiza, tenemos que seguir buscando alternativas para sobrevivirlo, y en ese escenario no se puede descartar nada”.

-¿Cómo se lleva con los sindicatos?

“Hay dirigentes excepcionales. Estamos terminando tres negociaciones colectivas, y los bonos de fin de conflicto están a la baja, porque los trabajadores son muy conscientes”.

-¿Y con los sindicatos de supervisores?

“El odio que me he ganado…Yo he sufrido mucho”.

Interés por Los Bronces: “Me toca el corazón”

Codelco es socia minoritaria de Freeport McMoran en El Abra y de Anglo American en Los Bronces. Tiene opción preferente para adquirir las participaciones en cada una de ellas si sus controladores decidieran vender. Ante ello, Pizarro dice: “No descartamos absolutamente ninguna opción. Ninguna”.

-¿Por cuál va: El Abra o Los Bronces?

“Me toca el corazón: Los Bronces. Tengo 17 años de amor en Los Bronces, donde empecé en mi plena juventud. Yo vivía en Ramón Cruz (Ñuñoa), me levantaba a las 5:15 de la mañana y me iba a Los Bronces. Prendía la radio a la altura de Barnechea y me reportaba con el jefe de turno, terminaba con el jefe de la mina y pasaba a la concentradora, y seguía subiendo. Cuando llegaba a Pérez Caldera (entrada al yacimiento), a las 7:30 de la mañana, yo sabía todo lo que había pasado. Y eso fue por años. Eso creó una cultura muy bonita”.

“Por eso veamos si salta la liebre con Los Bronces”.

-¿Pueden contar con el financiamiento de otros socios, como Mitsui?

“No descarto esa alternativa. Pero Anglo American Sur (donde está Los Bronces) es como la joya de la corona para Anglo, y es de lo último de lo cual se van a desprender”.

-¿Aún cuando está en riesgo su supervivencia?

“¡Ah! Ese es otro cuento”.

-En fundiciones, donde tienen que hacer inversiones importantes, ¿buscan un socio estratégico?

“No lo descartamos; es viable esa solución, y creemos que el mercado ofrece oportunidades”.

-¿Quienes están interesados?

“Me olvidé (se ríe, socarronamente)”.

-¿Algunos de sus socios actuales, la china Minmetals o la japonesa Mitsui?

“Asiáticos y caucásicos”.

“Estamos terminando tres negociaciones colectivas, y los bonos de fin de conflicto están a la baja, porque los trabajadores son muy conscientes”.

“Esta será una crisis de unos dos años antes de volver a los US$ 2,5. Claro que es complicado, pero no es para cerrar la cortina”.

“Codelco es el mejor negocio del Estado. Le ha entregado US$ 114 mil millones al fisco, con una inversión de US$ 4 mil millones”.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here