Q. Roo, México.- Los consultores que desarrollan la actualización del Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL) presentaron el mapeo de aptitudes del territorio solidarense para diversas actividades, en el que incluyeron el predio sur de Calica en el semáforo verde, lo que permitiría la explotación minera, sin tomar en cuenta que actualmente se rige por una Unidad de Manejo Ambiental de protección y a la alta fragilidad ecológica que determinó la Semarnat.

Mónica Quiroz, asesora de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, indicó que en los análisis de aptitud del territorio en el rubro de la extracción de materiales, únicamente se tomó en cuenta lo que a los intereses privados les conviene, pero no el entorno de la zona de Calica, incluido el predio que actualmente está protegido de acuerdo con el POEL, que pretende explotar dicha empresa.

“(…) lo que está pasando es que se va a ampliar el área de extracción y eso ha sido uno de los temas de conflicto ambiental de la comunidad desde que empezó este proyecto (…) La misma Semarnat estableció que en torno a la dársena existe una alta fragilidad ecológica, la importancia de recurso hídrico que alberga, presencia de cuevas y cavernas y ríos subterráneos, y la importancia de la zona por los flujos hídricos que se interconectan”, dijo.

En su intervención José Antonio Dacak Cámara, subsecretario de Protección Ambiental de la Semarnat, dijo que la zona sur de Calica se puso como apta para la extracción debido a que los representantes de la empresa presentaron los permisos que les dieron las autoridades federales.

“Calica entregó la información al Comité, y supongo que es derivada de los permisos que les dio Impacto Ambiental (…) hay que ver las condiciones legales del permiso y sus condiciones para ver cuándo se les vencía y si prevalece el permiso o no”, dijo Dacak Cámara.

Controversia
De acuerdo con Miguel Rico Diener, asesor de Calica, ese predio sur que alcanza las mil hectáreas, fue comprado por la empresa en 1996 y ya tenían en ese entonces “el uso de extracción”, y “ambos (sur y norte) fueron revisados por Semarnat, por el INAH, ya pasaron por el proceso para que podamos explotarlos, ya se revisó que efectivamente podemos trabajar”.

Sin embargo en el POEL del 2009 le asignaron al predio el carácter de protección, a medida de candado para no realizar detonaciones para sacar material pétreo, y a esa situación se le sumó la determinación de la Semarnat de declarar a la zona como alta fragilidad ecológica.

Dacak Cámara dijo que la decisión de avalar la extracción de material en esa zona o no aún no es definitiva, pero se decidirá en la etapa de análisis de conflictos potenciales, que será “una etapa más de negociación para tomar una decisión consensuada para ver cuáles son los mejores usos”.

Sipse

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here