La crisis de la construcción fue un golpe duro para la siderurgia y ahora China está acabando de rematar al sector. Las importaciones chinas de acero en Europa se están cargando la siderurgia europea y Bruselas no acaba de dar un paso adelante para atajar el problema. España es, junto con Italia, uno de los países más afectados debido a los bajos precios que aplican los productores chinos, violando todas las reglas del mercado. El director general de Unesid, Andrés Barceló ha dado la voz de alarma: “si seguimos así, Europa dejará de producir acero”.

La mul­ti­na­cional si­de­rúr­gica Arcelor Mittal acaba tam­bién de elevar sus quejas ante la Unión Europea por la per­mi­si­vidad que está mos­trando a la hora de aplicar me­didas an­ti­dum­ping contra las im­por­ta­ciones de acero chino. El pre­si­dente del grupo, Lakshmi Mittal, de­claró en la pre­sen­ta­ción de los re­sul­tados del tercer tri­mes­tre, que los go­biernos y, en par­ti­cular Bruselas, deben en­carar el pro­blema para evitar un hun­di­miento del sec­tor, pro­vo­cado esen­cial­mente “por los pre­cios ex­cep­cio­nal­mente bajos de las ex­por­ta­ciones chi­nas”.

Golpeado por este efecto, la com­pañía que más acero pro­duce del mundo re­gistró unas pér­didas de 711 mi­llones de dó­lares en el tercer tri­mestre de 2015. Esta caída en los re­sul­tados ha obli­gado al grupo a re­visar a la baja sus ob­je­ti­vos, a sus­pender este año el re­parto de di­vi­dendo y a re­cortar las in­ver­siones que tenía pre­vis­tas.

Daño a la in­dus­tria eu­ropea

Los efectos que están te­niendo en la in­dus­tria eu­ropea son de­mo­le­do­res. Debido al efecto chino, la fac­tu­ra­ción de los úl­timos cuatro tri­mes­tres es un 23% in­fe­rior a la re­gis­trada en 2011. Tal des­censo está pro­vo­cando una caída fuerte de las in­ver­siones de las em­presas en toda la UE. El in­forme de Unesid des­vela que en los úl­timos cuatro años la in­ver­sión ha caído cerca de un 30%.

La pa­tronal si­de­rúr­gica se ha unido a Arcelor Mittal y se ha puesto al frente de la reivin­di­ca­ción para urgir al nuevo Gobierno que salga de las elec­ciones del 20 de di­ciembre para que pre­sione a la UE a tomar me­di­das. Actualmente, China pro­duce el 50% del acero del mundo, con una so­bre­ca­pa­cidad que puede desem­bocar en el cierre de las em­presas si­de­rúr­gicas eu­ro­peas si la UE no im­pone li­mi­ta­ciones a la en­trada de pro­ductos de acero chi­nos. Muchas de ellas, in­cluida la propia Arcelor Mittal está apli­cando ajustes de plan­tilla y ame­nazan con ce­rrar plantas si no se im­ponen lí­mites a las im­por­ta­ciones y a la caída de pre­cios.

Los grandes pro­duc­tores temen además que la UE con­ceda la con­si­de­ra­ción de eco­nomía de mer­cado a China, lo que sig­ni­fi­caría abrir de par en par las puertas del mer­cado eu­ropeo a los pro­ductos si­de­rúr­gicos chi­nos, “sin po­si­bi­lidad de im­poner me­didas de de­fensa co­mer­cial”. “Esto pro­vo­caría pér­didas muy im­por­tantes de em­pleo y ac­ti­vidad a la in­dus­tria es­pañola y eu­ro­pea”, ad­vierten desde Unesid. El gi­gante asiá­tico se ha mos­trado in­sa­ciable en sus ex­por­ta­ciones de acero en los úl­timos años. De los 50 mi­llones de to­ne­ladas que ex­portó en 2013, está pre­visto que llegue a los 110 mi­llones de to­ne­ladas en 2015. Y lo que es más an­gus­tioso aún: el margen de cre­ci­miento es aún muy am­plio, según Unesid.

700 mi­llones de to­ne­ladas de so­bre­ca­pa­cidad

El Comité del Acero de la OCDE es­tima que ac­tual­mente existe una so­bre­ca­pa­cidad de pro­duc­ción de acero en el mundo de unos 700 mi­llones de to­ne­la­das. Ante esta so­bre­sa­tu­ra­ción del mer­cado, nueve aso­cia­ciones si­de­rúr­gicas mun­diales se han po­si­cio­nado contra China. En un co­mu­ni­cado con­junto, las pa­tro­nales se oponen a que se le con­ceda al país asiá­tico el tra­ta­miento de eco­nomía de mer­cado a partir de di­ciembre de 2016. En esa fe­cha, se cum­plen 15 años de la en­trada de China en la Organización Mundial del Comercio (OMC) por lo que el Gobierno chino con­si­dera que deben re­cibir este tra­ta­miento de forma au­to­má­tica. “Si Europa re­co­no­ciera a China el libre mer­cado en este sec­tor, es­ta­ríamos to­tal­mente des­ar­ma­dos”, de­nuncia Andrés Barceló.

La pa­tronal ha pe­dido a la Comisión Europea que agi­lice todos los trá­mites que se pro­ducen desde la aper­tura de un ex­pe­diente hasta su eje­cu­ción. Mientras que en Estados Unidos esos plazos no su­peran los seis me­ses, en la UE la re­so­lu­ción de di­chos ex­pe­dientes puede so­bre­pasar los 15 me­ses. Los di­rec­tivos de Unesid y del sector si­de­rúr­gico han ele­vado sus quejas a los Ministerios de Hacienda e Industria y a la Secretaría de Estado de Comercio, pero el ca­rácter pro­vi­sional del Gobierno co­loca a las em­presas en si­tua­ción de cierta in­de­fen­sión.

Y es que, la propia so­bre­ca­pa­cidad china, junto a la si­tua­ción de sus em­pre­sas, que se mueven en con­di­ciones ajenas a lo que debe ser una eco­nomía de mer­cado, está pre­sio­nando los pre­cios a la baja en toda Europa y muy en par­ti­cular en España e Italia. “Nuestra in­dus­tria no quiere sub­ven­ciones ni ayudas que dis­tor­sionen el libre mer­cado. Estamos acos­tum­brados a com­petir y ex­por­tamos a todo el mundo. Lo único que exi­gimos es que la com­pe­tencia se haga de forma leal y no am­pa­rada por ayudas de Estado o in­ter­ven­ciones gu­ber­na­men­ta­les, como ocurre ahora con las em­presas chi­nas”, de­clara el pre­si­dente de Unesid, Gonzalo Urquijo.

España es el tercer país de des­tino de las im­por­ta­ciones de acero de China en Europa, des­pués de Italia y Bélgica. Hasta agosto, las im­por­ta­ciones si­de­rúr­gicas del país asiá­tico al­can­zaron las 750.000 to­ne­la­das, lo que su­pone el 19% del total de las im­por­ta­ciones eu­ro­peas. El primer país es Italia con un 32% y el se­gundo es Bélgica con un 25%.

Capital Madrid

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here