La depreciación del peso frente al dólar y la reducción de los precios de los energéticos, por la caída del petróleo, beneficiaron a la industria minera en México, pues ambos factores permitieron hacer frente a la disminución de los precios de los minerales, al registrarse disminuciones en los costos de producción de entre 5% y 20%, aunque en algunas empresas se alcanzó un mayor porcentaje, aseguró el presidente y CEO de la firma minera canadiense Excellon, Brendan Cahill.

En el caso de Excellon los costos de producción bajaron 40%, lo que se debió a que de noviembre de 2014 a la fecha, las tarifas eléctricas bajaran 50%; además de que, a consecuencia de la disminución de los precios del petróleo de más de 100 dólares por barril a 40 dólares, se redujeron los pagos de otros combustibles como el diesel.

“Lo que hemos visto es una reducción de costos de 40%, si nuestro costo de producción fuera de 100 dólares estaríamos en 60 dólares actualmente, que es una reducción extraordinaria”, aseguró en entrevista con EL UNIVERSAL.

Sin embargo, la caída de los precios de metales y minerales en el mundo hizo que cayeran las ganancias. Si bien impacta a las empresas, también ayudó a las mineras a reducir el pago de impuestos, pues desde hace dos años el sistema impositivo en México cambió al cobrarse gravamen sobre ganancias.

Cahill dijo que este año van a cerrar con inversiones de 30 millones de dólares en exploración y producción, así como tecnología en la mina de Platosa en Durango, con lo que esperan la haga más productiva sacando el agua y teniendo extracciones más secas.

Cahill, cuya filial opera en México, aseguró que en 2014 produjeron 1.1 millones de onzas de plata. Con las inversiones esperan incrementar hasta las 2.2 millones de onzas de plata para fines de 2016.

El Universal

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here