Otro sitio más de Minería en Línea

El riesgo de ser minero

Guanajuato, Méx.- Aunque extraer los minerales del seno de la tierra representa una infinidad de riesgos como aplastamiento por rocas, cortes, machucones y caídas, el oficio del minero se mantiene vivo en la capital y brinda trabajo a miles de capitalinos.

Guanajuato desde su nacimiento es un lugar dedicado a la minería, durante la época colonial alcanzó un gran desarrollo por la explotación de sus yacimientos de metales preciosos.

Fue tal la bonanza de las vetas capitalinas que hubo una época que tan sólo la mina La Valenciana llegó a producir el 75% de la plata que se extraía en Guanajuato.

Uno de los mineros de más experiencia en la capital es el ingeniero Rodolfo Héctor Ojeda, quien ha visto en sus más de 35 años de experiencia dentro de las minas un sin número de situaciones a las que se encuentran expuestos los trabajadores.

“Los que trabajamos dentro de las minas corremos muchos riesgos como aplastamiento por rocas, cortes, machucones, engasamientos, caídas, entre otros, y aunque trabajemos con cuidado siempre está ese peligro latente. Además de las enfermedades propias de la ocupación, como la silicosis, que se daba por la aspiración de polvo proveniente de la barrenación en seco”, indicó.

El encargado de la Seguridad Industrial de la empresa canadiense Great Panther Silver (que explota actualmente las minas de Cata, Rayas, Valenciana y Guanajuatito), Víctor Hugo, explicó que la silicosis es provocada por los residuos de polvo provenientes de la extracción del mineral.

“La silicosis es causada por el polvo de sílice que se produce al barrenar la piedra; si el minero no cuenta con la protección adecuada lo aspira y éste se queda alojado en sus pulmones y con el paso del tiempo ocasiona que se formen depósitos de material, dificultando la respiración. En casos crónicos puede causar la muerte”, explicó.

Con el paso de los años se han mejorado las condiciones de seguridad y las enfermedades crónicas, aunque nadie está exento de sufrir un accidente.

Para prevenir esto a los trabajadores se les dan pláticas antes de empezar su turno laboral.

Aunque ya no es la principal fuente laboral de la capital aún es una actividad importante y que difícilmente se terminará, ya que en palabras del ingeniero Rodolfo Héctor Ojeda “en tierra de minas, habrá mineros”.

AM

Comments

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

×