En su último día, la 32° Convención Minera – Perumin fue el escenario de una contraposición de ideas en torno al rol de la minería en el desarrollo del país, el cumplimiento a los estándares ambientales y el respeto a las poblaciones inmersas en los proyectos del sector.

Marco Arana, líder de Tierra y Libertad, dijo que los proyectos mineros que no satisfacen los requerimientos ambientales o no tienen licencia social no tienen viabilidad, en clara alusión a Conga (Cajamarca) y Tía María (Cajamarca).

“Es necesario afirmar el crecimiento económico desde una perspectiva no solo de mercado. La minería es una actividad económicamente importante, pero tenemos que ser conscientes de que el súperciclo de los minerales, que explicó el crecimiento económico reciente se acabó, y no se sentaron las bases para un desarrollo diversificado y sostenible”, afirmó.

Protección del ambiente

Agregó que el Perú cuenta con deficiencias en la protección del medio ambiente, pues según el Índice de Desempeño Ambiental, ocupa el puesto 110 de 178 países.

“En el Perú ahora se quiere hacer minería de la misma forma que antes en mayor extensión y con menores regulaciones ambientales. Eso es inadmisible. Y no solo pone en riesgo otras actividades, sino también sus propias inversiones”, dijo Arana ante un auditorio que recibía sus palabras con muecas de disgusto.

El ex sacerdote resaltó que “algunas empresas mineras hacen esfuerzos por cumplir las normas, pero otras simplemente están requisitoriadas por delitos ambientales o por corrupción”. Dicho esto, acabó su exposición con ralos aplausos de la concurrencia.

Caso contrario fue la ovación con que fue recibido el exministro Luis Carranza, quien afirmó que la minería no es condición necesaria ni suficiente para alcanzar la prosperidad. “Pero si resolvemos los problemas, planteados por el señor Arana, será la ruta más rápida, y en dos generaciones podemos ser un país del primer mundo”, dijo.

Sigue el boom minero

A su turno, el exministro de Energía y Minas, Jorge Merino, señaló que el Perú tiene la capacidad de atender la demanda mundial de cobre en los próximos años si se continúan promoviendo las inversiones y manteniendo la competitividad que se posee frente a otros países de la región.

Indicó que hacia el 2025, la producción mundial de cobre registrará un déficit de cinco millones de toneladas finas, así se desarrollen todos los actuales proyectos cupríferos que hay en el mundo.

Merino consideró que no se acabó el boom de la minería, porque al igual que la economía es una actividad cíclica, cuyos precios se recuperarán.

También participaron del debate el ex viceministro del Ambiente, José de Echave, y el economista Pablo Bustamante, quienes cada uno, desde su visión, dijeron que la minería es la actividad más importante del país, pero que no debería ser la única para apoyar.

Claves
En la clausura el empresario Roque Benavides destacó la pluralidad en Perumin. Agradeció a Alberto Moreno (Patria Roja), y a Marco Arana por participar “y demostrar que no todos pensamos igual y que estamos abiertos a oir otras opiniones”.

Los discursos finales los dieron la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz, y el presidente del Congreso de la República, Luis Iberico. quienes coincidieron que es crucial para el crecimiento del país, que los proyectos mineros se desarrollen con prontitud, pero con respeto a la legislación ambiental.

La Repúlica

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here