La minera Pachón acusó a la compañía chilena Pelambres de “dilatar” el cumplimiento de una medida judicial que la obliga a retirar residuos arrojados en territorio sanjuanino, en “clara violación de la Constitución y las leyes del país”.

Pachón, controlada por la suiza Glencore, insistió en un comunicado en acusar a la minera chilena de “dilatar el cumplimiento de una medida cautelar ordenada por la Justicia argentina”, que obliga a la compañía del país trasandino a retirar esos residuos.

La minera argentina demandó en mayo de 2014 a Pelambres, controlada por Antofagasta Minerals, por la instalación ilegal en sus terrenos de 50 millones de toneladas de escombros y casi 500 neumáticos mineros, residuos que, según la denuncia, han cubierto y afectado lagunas y bofedales de la Cordillera de los Andes.

Pachón sostuvo que Pelambres “ignora en su presentación la naturaleza provisoria de la medida exigida por el Juez, e insiste en pretender cerrar definitivamente la escombrera y dejarla para siempre en la propiedad de Pachón en territorio argentino”.

Sostuvo que esa actitud “no sólo viola el derecho de propiedad de Pachón sino también la Constitución argentina, que prohíbe la entrada y permanencia de este tipo de residuos a su territorio” y reclamó su remoción.

La minera argentina señaló en el comunicado que la presentación de Pelambres “no especifica un cronograma de trabajo serio y completo, e insiste en condicionar la ejecución de los trabajos precautorios a permisos de ambos países y a innecesarios acuerdos binacionales”.

Pachón recordó que ya pasaron seis meses desde que Leopoldo Rago Gallo, titular del Juzgado Federal Nº2 de San Juan le ordenó a la compañía chilena ejecutar trabajos para la protección del medio ambiente y sostuvo que Pelambres “continúa sin iniciar los mismos, en un claro intento de privilegiar sus costos por sobre el cuidado ambiental”.

El Fiscal de Estado de la Provincia, doctor Guillermo De Sanctis, también tomó intervención en el conflicto, y solicitó garantías en las medidas de seguridad para el retiro de los escombros.

Leé debajo el comunicado textual:

Pachón S.A. manifiesta que la presentación judicial realizada por Minera Los Pelambres ante la exigencia del Juez Federal de San Juan de un plan para el control ambiental de la escombrera Cerro Amarillo en territorio argentino, en el marco de la medida cautelar ordenada, consiste sólo en un nuevo intento de dilatar el cumplimiento de la orden judicial decretada en marzo. Más grave aún, Pelambres ignora en su presentación la naturaleza provisoria de la medida exigida por el Juez, e insiste en pretender cerrar definitivamente la escombrera y dejarla para siempre en la propiedad de Pachón en territorio argentino, lo cual no sólo viola el derecho de propiedad de Pachón sino también la Constitución argentina, que prohíbe la entrada y permanencia de este tipo de residuos a su territorio. La escombrera construida ilegalmente deberá ser finalmente removida de la propiedad de Pachón. La presentación de Pelambres no especifica un cronograma de trabajo serio y completo, e insiste en condicionar la ejecución de los trabajos precautorios a permisos de ambos países y a innecesarios acuerdos binacionales. Los trabajos en territorio argentino se pueden realizar desde Argentina y con contratistas y mano de obra local. Pachón ha ya manifestado que pone a disposición, para la ejecución de estos trabajos, los caminos e infraestructura de su proyecto El Pachón. Lo expuesto, obligó a Pachón a poner en conocimiento del Juez y del Ministerio de Minería de San Juan las correspondientes observaciones para su consideración, como aporte respecto de la calidad del documento presentado por Pelambres. Habiendo transcurrido ya casi seis meses de haber recibido una orden judicial para ejecutar trabajos para la protección del medio ambiente, Pelambres continúa sin iniciar los mismos, en un claro intento de privilegiar sus costos por sobre el cuidado ambiental. El principal interés de Pachón, en el marco de la medida cautelar, es la inmediata protección del medio ambiente, para lo cual Pelambres debe comenzar a dar cumplimiento a sus obligaciones en forma urgente. Siendo ello así, se solicitó se fije judicialmente un claro y concreto cronograma para que Pelambres presente toda la información que el Ministerio de Minería de San Juan considere necesaria a fin de emitir la autorización para la ejecución de los trabajos y un plazo para el comienzo de los mismos. Pachón S.A., propiedad de Glencore, demandó en mayo de 2014 a Pelambres, controlada por Antofagasta Minerals, a raíz de la instalación ilegal en sus terrenos de un botadero con aproximadamente 50 millones de toneladas de escombros y casi 500 neumáticos mineros de gran escala, residuos que han cubierto y afectado lagunas y bofedales cordilleranos (vegas), exigiendo la remoción de la escombrera. Asimismo, en marzo de 2015 Pachón interpuso una querella criminal en contra de las personas que resulten responsables de la usurpación de terrenos y agua, y de los daños ambientales causados por la construcción de la ilegal escombrera. Pachón continuará ejerciendo las acciones que las leyes aplicables le otorgan en protección de sus derechos. Fin Acerca de Pachón Pachón es un proyecto ubicado en la Provincia de San Juan, Argentina, a 5 km. de la frontera con Chile. En la actualidad se encuentra en etapa de elaboración de su Informe de Impacto Ambiental (IIA) de Explotación. Acerca de Glencore Glencore es una de las empresas diversificadas de recursos naturales más grandes del mundo. Produce y comercializa más de 90 materias primas. Las operaciones del Grupo abarcan más de 150 sitios mineros y metalúrgicos, activos petroleros e instalaciones agrícolas. Con una sólida presencia en el sector de recursos naturales tanto en regiones consolidadas como emergentes, las actividades industriales y comerciales de Glencore cuentan con el apoyo de una red mundial de más de 90 oficinas, ubicadas en más de 50 países. Glencore provee a consumidores industriales, tales como el sector automotor, metalúrgico, energético, petrolero y alimenticio. También proporciona financiamiento, logística y otros servicios a los productores y consumidores de materias primas. Las empresas del Grupo Glencore emplean alrededor de 181.000 personas, incluyendo contratistas. Glencore está orgulloso de ser miembro de los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos y del Consejo Internacional de Minería y Metales (ICMM). Glencore participa activamente en la Iniciativa de Transparencia en las Industrias Extractivas (EITI).

Tiempo San Juan

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here