Los futuros sobre oro retrocedieron este martes pues la confianza se veía impulsada ante el repunte de los mercados de valores a escala mundial, a pesar de los desastrosos datos comerciales de China que provocaron una gran volatilidad en los mercados asiáticos.

En lo relativo a la división Comex del New York Mercantile Exchange, los futuros sobre oro para entrega en diciembre se negociaron a 1.119,00 USD por onza troy durante la mañana de la jornada de negociación en Europa, dejándose un 0,21% o 2,40 USD. Los mercados de Estados Unidos permanecieron cerrados el lunes con motivo de la festividad del Día del Trabajo.

Según datos publicados anteriormente, el superávit comercial de China se amplió el mes pasado hasta 60.200 millones de USD frente a los 43.000 millones de USD de julio, y frente al superávit de 48.200 millones de USD estimado con anterioridad.

Las exportaciones de China se desplomaron un 5,5% con respecto al año anterior, superando las expectativas que apuntaban a un descenso del 6,0%, mientras que las importaciones se desplomaron un 13,8%, muy por debajo de las previsiones que hablaban de una caída del 8,2%.

El índice compuesto de Shanghái volvió a montar a los inversores en una montaña rusa este martes, disparándose un 4,5% durante la última hora de negociación para después frenar pérdidas y cerrar la jornada con un avance del 3%.

Este aumento de la confianza se contagió a los mercados europeos, donde el DAX de Alemania, el CAC 40 francés y el FTSE 100 de Londres subieron casi un 2%.
En Estados Unidos, Wall Street se posicionaba para una apertura al alza, apuntándose los futuros del Dow un alza de 250 puntos.

Los precios del oro también se veían perjudicados por la incertidumbre acerca de si la Reserva Federal subirá los tipos de interés este mes en su próxima reunión que se celebrará los días 16 y el 17 septiembre.

El informe sobre empleo de Estados Unidos publicado el viernes no consiguió arrojar mucha claridad acerca de cuándo decidirá la Fed subir los tipos de interés a corto plazo. La fecha en que la Fed subirá los tipos de interés ha sido fuente constante de debate en los mercados durante los últimos meses.

El oro registró mínimos de cinco años y medio el pasado 24 de julio en 1.072,30 USD, ante la especulación en torno a que la Fed subirá los tipos de interés en septiembre por primera vez desde 2006.

Las expectativas de que se adelante la subida de los costes de financiación indican una tendencia bajista del oro, pues el metal precioso lo tiene difícil a la hora de competir con otros activos rentables cuando suben los tipos de interés.

En cuanto al resto del comercio de metales del Comex, el cobre para entrega en diciembre se disparó en el New York Mercantile Exchange un 2,87% o 6,6 centavos hasta 2,378 USD por libra.

Las ganancias del cobre se producían pues el gran repunte de las bolsas europeas contribuía a calmar los nervios de los inversores.

El suministro de cobre de China ascendió en agosto hasta un total de 350.000 toneladas métricas, sin apenas cambios con respecto al mes anterior, lo que indicaba que la demanda del metal rojo ha aumentado a pesar de la reciente agitación de los mercados.

El Gigante Asiático es el mayor consumidor de cobre del mundo y concentra casi el 40% del consumo mundial.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here