La recuperación del sector primario aportará casi 1.6% de crecimiento del PBI de este año, señaló Julio Velarde, presidente del BCR, en la 32º Convención Minera Perumin. El inicio de operación comercial de los proyectos Toromocho y Constancia explican esta recuperación. Además, resaltó que en un contexto de menores precios, la mayor producción –por el inicio de operación de Las Bambas y la ampliación de Cerro Verde– compensará la caída de los mismos.

Durante los años del boom minero el alto nivel de precios externos permitió atraer importantes flujos de capitales de largo plazo y mantener un bajo nivel de déficit en cuenta corriente. En los últimos años el Perú ha mantenido un déficit en cuenta corriente alrededor de 2% del PBI; sin embargo, desde el 2013 ha tendido a crecer y llegó a 4.4% y 4.1% en los años 2013 y 2014, respectivamente. Durante el 2014 se dio una reducción de capitales de largo plazo, especialmente a través de una menor reinversión de utilidades, las cuales se vieron afectadas por una coyuntura de menores términos de intercambio. Velarde estima que este año el déficit será de 3.2% y espera que la entrada de nuevos proyectos lo reduzca en los próximos años.

LO QUE PUEDE SER
De concretarse las inversiones en cartera, la producción de cobre se cuadriplicaría en los próximos diez años. El año pasado la producción fue de 1.3 millones de toneladas. En el 2025 ésta podría alcanzar los 4.3 millones de toneladas.

El BCR estima que el impacto de la ejecución de la cartera de proyectos mineros sería de US$30,276 millones en exportaciones y US$44,505 millones en el PBI. Además, la generación de empleo sería de 237 millones de puestos de trabajo.

MÁS TRABAS
Velarde presentó los resultados de la III Encuesta a Expertos Mineros, realizada por el BCR. En ella se consulta por la principal causa de retrasos en nuevos proyectos. La primera causa son los atrasos operativos, según el BCR. Los costos por encima de lo previsto y los conflictos sociales son el tercer y cuarto motivo, respectivamente.

Los altos precios de los metales y las trabas administrativas también se encuentran entre las principales causas de retrasos. De hecho el aumento en la legislación se incrementó de 26 a 201 entre el 2006 y 2014. Durante el periodo 2011 y 2014 las nuevas normas que se generaron fueron de 114. Así, en un contexto de menores precios, aún existe espacio y motivos para incentivar la actividad minera.

Semana Económica

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here