La Secretaría de Economía (SE) dio marcha atrás a su proyecto para publicar una nueva Norma Oficial Mexicana (NOM) de “alto impacto” para regular el comercio de productos de acero en México, el cual enfrentó la oposición de industrias como la automotriz, petrolera y de la construcción.

Octavio Rangel, oficial mayor de la Secretaría de Economía, requirió a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) dar de baja el expediente de la NOM, pues producirá nuevo proyecto en conjunto con la subsecretaría de Industria y Comercio.

La regulación propuesta implicaba que el contenido de 104 Normas Mexicanas (NMX) sería obligatorio. Originalmente éstas, por definición, se elaboraron para su cumplimiento voluntario por la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) y la SE.

Según el proyecto, los productos de hierro y acero que se fabricaran o comercializaran en México deberían certificarse ante organismos especializados con los parámetros de las NMX listadas.

El último de los posicionamientos enviados a la Cofemer fue de Horacio Peredo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Puebla, quien opinó que el sector automotriz sufriría “un quebranto en la producción y comercialización de autopartes”, de aprobarse el proyecto de la norma.

“Lograr el objetivo de la NOM, es decir que los productos de hierro y acero que se fabriquen y/o comercialicen en territorio nacional cumplan con las especificaciones y métodos de prueba que se requieren para otorgar seguridad al usuario, implicará un incremento de los costos, impactando la competitividad de la industria”, argumentó Peredo.

Jessica Ruiz, gerente general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Herramientas (Anfher), menciono que el proyecto rebasa los derechos de la Canacero, ya que su campo de acción es frente a la materia prima representada en diferentes formas y tamaños, mas no en los productos finales elaborados y fabricados con dichos insumos.

Por ejemplo, hoy en día, no hay garantía del contenido mínimo de carbono en el acero no aleado para brindar la dureza requerida en las herramientas de mano (martillos, cinceles, punzones o cizallas), lo que permite productos de mala calidad que pueden provocar accidentes.

La SE argumentó que la señalización abatiría competencia desleal.

ReportAcero

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here