Luego del enfrentamiento el martes, los ex mineros y habitantes afectados por el derrame en el Río Sonora cambiaron ayer de estrategia y cerraron aún más la llave del agua a la mina de cobre más grande del País.

Antonio Navarrete, vocero de la Sección 65 del Sindicato Minero, explicó que cuando tomaron el 16 de marzo la estación de rebombeo Patos le quitaron el 80% de agua a la mina Buenavista del Cobre, de Grupo México.

Al cerrar ayer seis pozos del Ojo de Arballo cortaron el 20% restante, según el ex minero.

“Nuestra gente fue y cerró la operación del acueducto Ojo de Agua de Arballo que tiene alrededor de seis pozos de agua que surten a esta parte de la mina, con esta acabalaban (completaban) ellos para la operación de la planta”, explicó.

“Después de tomar Los Patos, es la otra parte que faltaba, que estaba utilizando la empresa y haciendo una simulación de que está trabajando, pero pues la verdad con el 100% del agua retenida va a ser muy difícil que ella pueda operar los 10 molinos que tiene la concentradora”.

OPCIÓN DE REUTILIZAR AGUA

Dijo que la mina tenía la opción de reutilizar agua de la presa de jales, pero debido a la alta acidez existe alto riesgo de que los materiales de los equipos sean corroídos.

De acuerdo con una denuncia de Grupo México presentada en marzo, la estación Los Patos extrae agua de unos 120 pozos en los alrededores de Cananea y tiene capacidad de mil 200 litros por segundo.

El agua de seis pozos en el Ojo de Agua de Arballo representa cerca de 300 litros por segundo, estimó el ex minero.

El martes, los mineros tomaron los accesos a la mina, lo que desató enfrentamientos con federales, y tras la trifulca quemaron camionetas, furgonetas, dos autobuses, cuatro casetas móviles y un tractocamión.

Los inconformes reclaman el abasto de agua confiable para más de 22 mil pobladores del Río Sonora.

Agencias

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here