Dicha línea de financiamiento significó el primer paso con miras a un crédito senior para el proyecto de hasta US$240 millones, informó la compañía a través de un comunicado.

El crédito estuvo estructurado por la Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide) y sindicado a través de Goldman Sachs Bank USA para la construcción del proyecto de oro Ollachea, ubicado en la región Puno.

“El respaldo financiero otorgado por Cofide es el resultado de más de 18 meses de negociaciones, una evaluación integral del proyecto y un due dilligence realizado por consultores independientes”, resaltó el presidente ejecutivo de Minera IRL, Diego Benavides.

De acuerdo a la empresa, la puesta en producción del proyecto está prevista para la segunda mitad de 2017, con una tasa producción inicial de 100,000 onzas de oro por año y a un costo total operativo en efectivo por debajo de los US$600 por onza.

La compañía también acordó que Cofide tenga representación en el directorio, con sujeción a las aprobaciones necesarias.

Por otro lado, la empresa se comprometió a pagar un total de US$2.6 millones por servicios relacionados con el due dilligence legal, técnico y asesoría financiera.

Semana Económica

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here