La Secretaría de Economía no está entendiendo la magnitud del tsunami que está afectando a la industria siderúrgica mundial y en especial a la mexicana, afirmó Alonso Ancira Elizondo, quien adelantó que si la dependencia no adopta con prontitud medidas radicales para frenar la importación desleal, la empresa deberá aplicar un segundo plan de ajuste de personal y producción.

En diálogo con periodistas, el Presidente del Consejo de Administración de Altos Hornos de México señaló que en las condiciones actuales resulta mejor negocio importar aceros primarios que producirlos en México, “pero yo quiero a mi país y cuido los empleos aquí y no en China… no me explico que compromisos pueden existir con esa nación, no los conozco”.

Si en el mes de julio, como se ha comprometido por parte de Economía, no se adoptan acciones que detengan la crisis, vamos a comenzar a importar planchón barato y eso significará que cerraremos minas y hornos, cortaremos 4 mil trabajadores directos más y pasaremos de ser productores a transformadores, expresó.

Precisó que otros países, que tienen normatividad más avanzada en materia de control comercial, ya han tomado medidas por esa vía y en México recién se plantea iniciar la actualización en la materia. México tiene poco más de 20 resoluciones anti dumping en acero, en tanto que en Estados Unidos cuentan con 99 y en Europa con 85.

“Nuestra legislación está atrasada, es lenta, compleja, limitante y cuando se logra establecer una resolución el problema ya es viejo y el daño se causó; reformarla y actualizarla requerirá tiempo y es lo que hoy no tenemos”, afirmó.

Dijo que los acereros, en los términos permitidos por la OCDE, demandan establecer un arancel temporal a toda la cadena siderúrgica, comprendida la transformación, medida aplicable exclusivamente a los países sin tratados comerciales con México y que no afectaría a cadenas productivas que pueden acogerse a la Regla Octava para la importación de sus insumos siderúrgicos.

“En términos precisos, una acción temporal de este tipo impactaría únicamente a un 17% de las importaciones, que son precisamente las que provienen de los países que están ejerciendo prácticas desleales de comercio”, indicó.

Ejemplificó que la problemática de comercio desleal se ha extendido a la cadena industrial y, por ejemplo, se han detectado importaciones temporales de tubería, un producto terminado. “Aunque parece chiste, el resultado es que los fabricantes mexicanos de tubería han comenzado a cerrar unidades y despedir gente”.

En referencia al plan de ajuste en marcha en AHMSA, informó que ya han sido rescindidos los contratos de la mayoría de la treintena de empresas externas involucradas en el recorte y del mismo modo ha ocurrido la salida de personal directo, proceso que en su primera etapa debe culminar a fines del presente mes.

De acuerdo a la información recaba, hasta el momento por los ajustes en la cadena industrial siderúrgica se ha generado el despido de 8 mil trabajadores directos con impacto en alrededor de 40 mil indirectos, desde proveedores de insumos hasta transformadores del acero.

ReportAcero

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here