La posición geográfica  junto con el desarrollo geológico de Panamá ha permitido hallar en el subsuelo yacimientos de minerales, de cierta relevancia, como el oro y el cobre; con la intención del desarrollo integral de los pueblos que envuelven dichos proyectos.

De todas las industrias, probablemente la minería sea la que más incertidumbre y desconfianza crea en la población, por las malas prácticas mineras, la falta de cuidado ambiental y las malas relaciones comunitarias. Las cuales, se busca erradicar desde los planos gubernamentales, empresariales y comunitarios, con la implementación de un conjunto de políticas que llevan a que el ejercicio de la minería de hoy, sea también un compromiso social que eleve el desarrollo de esas comunidades mineras, y aumente el  sector socio- económico del país.

Sin duda que, las buenas prácticas pueden lograrse a través de estrategias asumidas por mineros, vecinos y autoridades, sobre la base de la información, el diálogo y el acuerdo comunitario, en pro de la realización de buenos trabajos en este sector.

Finalmente, se cree que esta actividad minera proyectará al país significativamente, en el ámbito de los países productores de metales y se convertirá en un motor de la economía nacional, hombro a hombro con el Canal Interoceánico de Panamá

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here