En los tres primeros meses del año, México aumentó 12 por ciento su consumo de acero laminado respecto al mismo periodo del año pasado, según la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).

México encabezó la lista de consumidores de acero laminado en América Latina durante el primer trimestre de 2015, región que consumió 17.8 millones de toneladas en el periodo mencionado, según el reporte mensual del organismo que congrega a 25 países productores de acero en la región.

Sin embargo, México también ocupó la primera posición respecto al déficit de su balanza comercial de acero laminado, con 1.7 millones de toneladas.

Por el contrario, Brasil fue el único país de la región que presentó superávit en su comercio de acero laminado con una exportación adicional por 67 mil toneladas.

Durante este periodo, América Latina importó 6.1 millones de toneladas de acero laminado, 20 por ciento más que el mismo lapso del año pasado, cuando sólo se importaron 5.1 millones de toneladas.

“Las importaciones de laminados ya representan 34 por ciento del consumo de la región, lo que trae aparejado desincentivos a la industria local, crecientes fricciones comerciales y está poniendo en riesgo fuentes de trabajo calificado”, advirtió la Alacero.

En términos de producción, de enero a marzo de 2015 América Latina produjo 14.1 millones de toneladas de acero laminado, equivalente a un crecimiento de 2 por ciento respecto a los primero tres meses de 2014.

Con 6.6 millones de toneladas de acero laminado, Brasil fue el principal productor, mientras que México se ubicó en la segunda posición al producir 4.3 millones de toneladas, equivalente a 31 por ciento del mercado latinoamericano.

La Alacero es una asociación integrada por 50 empresas de 25 países, cuya producción (cercana a las 70 millones de toneladas anuales) representa 95 por ciento del acero fabricado en América Latina.

Reforma

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here