En su permanente labor de desarrollo comunitario con sus áreas de influencia, la minera estatal destinó parte de sus excedentes de franquicia tributaria, para implementar el curso de conducción de vehículos livianos.

En la ceremonia realizada en la sede de Automóvil Club Chile de Calama, los beneficiarios que concluyeron exitosamente su formación, obtendrán su licencia de conducir clase B.

En la entrega de los certificados participaron representantes de Divisiones Chuquicamata y Ministro Hales, además de la Gerencia Zonal de OTIC Proforma, que intermedia en la ejecución de estas becas, como una herramienta para incrementar las oportunidades de inserción laboral de los beneficiados en la región.

EyN

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here