La administración de Pascua Lama, proyecto controlado por la canadiense Barrick Gold, decidió ingresar nuevamente al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) un segmento relevante del proyecto minero, lo que implicaría someter todas sus obras de manejo hídrico al escrutinio de los organismos públicos.

Según indican en la multinacional, la decisión ya fue comunicada a los accionistas de la minera, añadiendo que esta podría concretarse en junio de este año. Transcendió, además, que este año la empresa destinará entre US$ 170 millones y US$ 190 millones para el proyecto, lo que incluye cargos por cuidado, mantenimiento, los asociados al sistema de manejo de agua y para cumplir con las obligaciones de monitoreo hídrico y glaciares.

Estas obras se suman a las solicitadas por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) por manejos de caudal y protección de vegas, y que de concretarse pondrían en marcha al proyecto binacional.
Candelaria

Por otro lado, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) procedió a formular cargos contra minera Candelaria, controlada por Lundin Mining, tras detectar 7 incumplimientos ambientales de carácter leve y 9 clasificados como graves, arriesgando multas por US$44 millones y la paralización del proyecto.

Según indicaron en la SMA, Candelaria tendrá 10 días de plazo para presentar un programa de cumplimiento o bien 15 días para formular descargos, continuando con el proceso sancionatorio.

Estrategia

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here