El portal de la Minería

Identifican nuevo punto de minería ilegal y tráfico de maquinarias en Perú

0 5

La Fiscalía Especializada en Prevención de Delito y Materia Ambiental de Tacna investiga los presuntos delitos de minería ilegal en agravio del Estado y tráfico de maquinarias destinadas a la minería ilegal, luego que la ciudadana Antonia Ramos Barrios denunció que personas con maquinarias y volquetes han irrumpido en el terreno que tiene en posesión hace 10 años en el anexo Cerro Blanco del distrito de Calana, a la altura del reservorio de agua de la EPS Tacna, para efectuar trabajos de extracción de material agregado en el cauce del Río Seco (Uchusuma).

LABOR SIGILOSA

Según la denunciante, en marzo pasado, de noche y en horas de la mañana al predio que tiene en posesión ingresaron un cargador frontal y dos volquetes para extraer material no metálico, como piedra, arena gruesa y otros; asimismo, utilizaron zarandas metálicas para separar el material, que por la noche cargaron a los volquetes y los trasladaron con rumbo a la ciudad de Tacna.

Esa actividad sigilosa se efectuó en varios días. El 11 de marzo, al notar nuevamente el movimiento de vehículos, decidió tomar fotografías y filmar la escena; luego comunicó a la Policía Ecológica para una inspección ocular.

Al respecto, el abogado Jaime Gallardo Mora, asesor legal de la agricultora Antonia Ramos, señaló que ante el Ministerio Público (MP) también han presentado denuncias por usurpación agravada y daño agravado, ya que las personas dedicadas a la minería ilegal han destruido cercos perimétricos y plantaciones del fundo para habilitar vías carrozables para sus vehículos, como constató el 26 de febrero la PNP de la comisaría de Calana.

BUEN NEGOCIO

Encargados de empresas extractoras que laboran en las canteras del Arunta, en el distrito Gregorio Albarracín, señalaron que a mediados de febrero tuvieron problemas con las autoridades y les inmovilizaron maquinarias por presunta minería ilegal, lo que fue aprovechado por unos pseudo empresarios para llevar sus maquinarias a los distritos de Calana y Pachía y extraer material no mineral que luego vendían a precios altos.

EJEMPLOS

Si antes de la paralización de los extractores del Arunta una “volquetada” de hormigón costaba S/.140, a mediados de febrero y marzo dicho material recogido del Río Seco en Calana era vendido a S/.320 o S/.340.

“Esos que extraían agregados en Calana y Pachía elevaron los precios del material de construcción, aparte que no hicieron pagos a la Sunat ni comunas de esos distritos”, señaló un empresario.

El Ministerio Público estará citando a representantes de instituciones inmersas en el problema.

Diario Correo

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.