Luego de la compleja situación climática que impactó fuertemente en las instalaciones de División Salvador, el lunes, la división más pequeña de la minera chilena Codelco, llevó a cabo el reinicio gradual de sus operaciones.

La mina de cobre Salvador, la división más pequeña de la chilena Codelco , retomaba sus operaciones de manera gradual tras las fuertes lluvias y aluviones que azotaron hace unas semanas el norte del país, dijo la minera estatal.

Para ello se ha ejecutado un coordinado plan de trabajo, donde se ha priorizado la recuperación de los suministros básicos, la conectividad vial y el mantenimiento preventivo de los equipos fundamentales para el proceso productivo.

“Tal como pudo comprobar en terreno nuestro Presidente Ejecutivo, cuando nos visitó días posteriores a esta emergencia, el plan de acción para restablecer las operaciones nos iba a tomar alrededor de un mes. Nos adelantamos a ese plazo y hoy, a tres semanas del temporal de lluvia, hemos dado el primer paso en el desafío enorme que tenemos por delante y en el cual estamos desplegado todos nuestros esfuerzos para levantar a la División y ayudar a que la provincia de Chañaral y nuestra región de Atacama, también vuelvan a ponerse de pie.”

“Creo que vamos por buen camino, priorizando ante todo la seguridad y salud de nuestra gente, con un horizonte claro que nos lleve paulatinamente a retomar la normalidad de nuestros procesos”, indicó el Gerente General de la División Juan Carlos Avendaño.

Debido a los daños que sufrió la red ferroviaria, cuyos trabajos de reparación se extenderían al menos durante 1 año- la División adoptó como plan inmediato transportar sus insumos y producción, por medio de camiones. Esto ha exigido un arduo trabajo para recuperar kilómetros de rutas y accesos a áreas productivas, que fueron gravemente dañadas por el fenómeno climático que se prolongó durante varios días.

En forma paralela se avanzó en las obras de recuperación de la red eléctrica. En este ámbito, las labores de reparación en algunas torres de alta tensión dañadas, demorará alrededor de 8 meses.

Durante los próximos días se definió el regreso del personal y colaborador que se encontraba bajo régimen de vacaciones colectivas, medida adoptada por secciones los días posteriores al temporal. Para enfrentar la contingencia, la División continuó operando con la dotación mínima necesaria para restablecer los servicios básicos, la conectividad y para asegurar los insumos necesarios para la producción.

Diario Fianciero

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here