El portal de la Minería

Avanza el plan para aumentar las reservas de carbón en Argentina

0 6

Es a través del proyecto de recuperación y de equipamiento del yacimiento carbonífero de Río Turbio, con el objeto de aumentar el nivel de reservas comprobadas de carbón mineral del país y diversificar el parque de generación térmico-fósil.
El Ministerio de Planificación Federal se propuso alcanzar una producción anual de 2 millones de toneladas de carbón mineral, de los cuales 1,2 millón se destinarán al consumo de la Central Térmica Río Turbio (CTRT), que será inaugurada en junio de este año, mientras que las 800.000 toneladas restantes serán destinadas para satisfacer necesidades de los mercados local e internacional. Cabe destacar que, según el Ministerio de Planificación Federal, el yacimiento tiene reservas comprobadas para operar la central térmica durante 346 años, y probables por más de 700 años.

El carbón en bruto que se empleará, procedente de la mina, no requiere ser depurado. Se utilizará un sistema de aerorrefrigeración y calderas con tecnología de lecho fluido, lo que posibilitará un mejor aprovechamiento en lo concernientes a la combustión del carbón y la reducción de las emisiones. Se podrán obtener 350 toneladas diarias de cemento puzolánico (cenizas), útiles para la fabricación de bloques, ladrillos, pavimento articulado, adoquines y baldosas, entre otros materiales de construcción. El costo de la generación será muy competitivo, porque rondará los US$ 85 por MW/h, incluido el carbón mineral. Este resultado se debe, entre otras cosas, a la tecnología de máximo nivel mundial incorporada al proyecto.

De esta manera, el Plan de Recuperación Integral del Yacimiento de Río Turbio (ubicado en el Departamento de Guer Aike, en el extremo suroeste de la provincia de Santa Cruz) no sólo representa un nuevo hito del Plan Energético Nacional vigente desde 2004, sino que también sostiene el desarrollo económico de la región austral del país por medio de estratégicas inversiones públicas para impulsar la minería del carbón en la cuenca del río Turbio, se indicó oficialmente.

Estado de avance

En septiembre de 2014 se registró un notable hecho en el Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT): se produjo la unión de las galerías 7/6 y 10/7. Recientemente, según informó el Ministerio de Planificación Federal, se unieron otras dos galerías: la 12/7 y la 11/6, significando liberación de toneladas de carbón mineral que serán consumidas por la CTRT (tendrá una potencia instalada de 240 MW) para satisfacer las necesidades de energía del Sistema Argentino de Interconexión (SADI).

El gerente de Explotación de YCRT, Fernando Lisse, luego del trabajo de las tuneleras para la apertura de las citadas, señaló: “Esto significa que estamos en condiciones de iniciar el desmontaje de la cinta en este lugar y la evacuación de las tuneleras, para armar el nuevo Frente Largo recién arribado de Polonia. En nombre del Interventor Atanacio Pérez Osuna y de la Gerencia de Explotación, hago llegar las felicitaciones a los trabajadores de Preparación Secundaria, porque han hecho un esfuerzo muy grande para lograr los objetivos, lo que conlleva a que con las inclemencias del tiempo no haya problemas con el equipamiento recién arribado y dar continuidad a la planificación realizada por la Sub Gerencia de Mina y el departamento Planificación”. Cabe señalar que el 12 de marzo de 2015 una nueva delegación de agentes de diferentes sectores de YCRT viajaron a Polonia con el propósito de capacitarse con profesionales de la empresa Kopex sobre el nuevo Frente Largo de Explotación y Tuneleras para estéril.

Las labores referidas anteriormente se llevaron a cabo con dos tuneleras antiguas, pero que continúan cumpliendo funciones con personal de electromecánica, realizando los mantenimientos necesarios y obviamente agentes de Preparación Secundaria.

Por su parte, José Soruco, Sub Gerente de Mina, especificó que “la unión de las cuatro galerías (7/6 y 10/7, y ahora la 12/7 con la 11/6) conforman el Frente Largo 76D, otorgándonos por primera vez el yacimiento un frente de 2.400 metros de longitud y con una cubicación aproximada de 1,6 millón de toneladas. Vale decir que es un frente que los viejos mineros soñaron, del Chiflón 6 al Chiflón 7. Esta concreción pertenece a todos los operarios de interior de mina con los agentes de apoyo de superficie”.

En lo que respecta a la planificación programada, se estima que en los próximos días se iniciarán las tareas preliminares para el montaje del nuevo Frente Largo “Tagor” (segundo equipamiento adquirido en la actual gestión de la Intervención).

El Destape

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.