Inicio » Países y Regiones » Europa » La minería española inicia el año sin garantía de la quema del carbón autóctono

La minería española inicia el año sin garantía de la quema del carbón autóctono

La minería del carbón ha comenzado el año sin la resolución de la Secretaría de Estado de Energía del Ministerio de Industria que fije las cantidades de carbón que las extractivas deberán entregar a las centrales térmicas, en cumplimiento del real decreto que fija las restricciones por garantía de suministro. Ni en el último Boletín Oficial del Estado (BOE) del 2014 ni en el primero del nuevo año, publicado ayer, se fijan las cantidades, calidades y precios de combustible que cada empresa minera debe entregar en las correspondientes centrales. Del mismo modo, tampoco éstas cuentan con el volumen máximo de producción energética para el ejercicio ni con los precios de retribución por la generación eléctrica.

Si bien es cierto que el Ministerio de Industria y las empresas eléctricas buscan un mecanismo distinto a la resolución, que año tras año complementa el real decreto de restricciones por garantía de suministro, tampoco se ha dado a conocer la alternativa, si bien Industria planteaba incentivar la quema de carbón autóctono mediante la concesión de ayudas a las eléctricas para su adaptación medioambiental a ca cambio de contratos de compra de mineral a largo plazo con las mineras. Pese a considerarse una cuestión prioritaria, el año ha finalizado sin una solución definitiva. A esto se añade el hecho de que la preferencia de las energías renovables sobre la que se obtiene del carbón y su alta producción a lo largo de este año ha provocado que del máximo establecido para quemar, 7,6 millones de toneladas, sólo hayan sido necesarias sus tres cuartas partes.

Otro punto oscuro

Pero éste no es el único suspenso con el que el departamento de ministro Soria ha cerrado el 2014 en lo que a minería del carbón se refiere, ya que las ayudas a las empresas mineras no se han adjudicado definitivamente antes de la medianoche del 31 de diciembre, tal y como se había comprometido el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal.

Así, el Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón denegó la ayuda del 2014 a Coto Minero Cantábrico (CMC) y Alto Bierzo por su situación concursal, mientras las adjudicaba provisionalmente a la Hullera Vasco-Leonesa, Uminsa e Hijos de Baldomero García. La preadjudicataria de CMC en subasta, Minera Astur-Leonesa, recurrió la resolución y, aunque lo previsible es que no se acepten sus alegaciones, aún no hay un pronunciamiento definitivo, al igual que sucede con las extractivas que sí percibirán los fondos del convenio del sector. A la resolución definitiva deberá seguir la autorización del pago. La preadjudicación asignó 6,8 millones a la Hullera Vasco-Leonesa, 6,4 a Uminsa y 1,7 a Hijos de Baldomero García.

En lo que a ayudas se refiere, en las últimas semanas sólo se ha publicado la licitación del servicio de pago de las ayudas por costes laborales mediante prejubilaciones en el sector, por un importe que alcanza 1,6 millones de euros.

La falta de cumplimientos acompaña a un clima de incertidumbre para la minería, que atraviesa una fuerte crisis en los últimos años, y en la que las explotaciones a cielo abierto, que suponen el 60% de la producción total, tendrán en 2015 su primer ejercicio sin ayudas.

Diario Leones

Comentarios

comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top