Grupo México registró en el tercer trimestre de este año una disminución de 10.1 por ciento en su utilidad neta respecto al mismo periodo del año previo, derivado del impacto del nuevo impuesto especial a la minería en México.

En información enviada a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), expone que sus ganancias netas pasaron de 449.3 millones de dólares a 404.07 millones en dicho periodo, mientras que en los primeros nueve meses del año dicho impuesto contabilizó 65 millones de dólares.

Durante el periodo que se reporta, una filial de Grupo México registró un accidente el pasado 6 de agosto, al ocurrir una filtración de unos 40 mil metros cúbicos de solución de sulfato de cobre en un represo en construcción, a 10 kilómetros de la mina Buenavista, material que fluyó hacia el río Bacanuchi, afluente del río Sonora.

Este accidente ocurrió por un derrumbe de piedras que afectó el sistema de bombeo del represo y un defecto en la construcción del sello de una tubería del mismo, que forma parte de la nueva planta de Grupo México de lixiviación ESDE III.

Derivado de ello, la empresa constituyó, en conjunto con el gobierno federal, un fideicomiso por dos mil millones de pesos para la reparación ambiental y pago de daños materiales a los habitantes ribereños de los siete municipios afectados.

En este contexto, las ventas consolidadas del Grupo en el tercer trimestre del año ascendieron a dos mil 458 millones de dólares, 6.0 por ciento más comparado con el mismo periodo de 2013.

Ello, debido a mejores resultados en la División Transporte e Infraestructura, que han incrementado sus ventas en 13.0 y 125 por ciento respectivamente.

En tanto, la División Minera continúa incrementando su producción, lo que contrarresta el efecto de menores precios de metales.

De tal forma, durante el lapso de comparación, la producción de cobre se incrementó 5.0 por ciento, mientras que la de molibdeno lo hizo en 28 por ciento.

El costo de ventas sumó mil 354 millones de dólares, crecimiento 6.0 por ciento mayor al tercer trimestre del año pasado, debido a los incrementos en el precio del diésel en México.

La utilidad antes de impuestos, amortizaciones y depreciaciones (Ebitda) se ubicó en mil 21 millones de dólares, lo que representa un crecimiento de 3.0 por ciento con respecto al año anterior, cuando se ubicó en 994.5 millones.

En tanto, el Ebitda de la división minera alcanzó 757 millones de dólares, con un margen de 42 por ciento; el Ebitda en el área de transporte llegó a 193 millones de dólares, con un margen de 36 por ciento; en tanto que la división infraestructura obtuvo un Ebitda de 73 millones de dólares, con un margen de 39 por ciento.

NTX

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here