Las empresas mineras han anunciado inversiones por 6,735 millones de dólares para operar nuevas minas productoras de oro y plata en México, incluyendo grandes proyectos de las compañías Chesapeake, Torex Gold y Fresnillo plc.

Estas nuevas minas comenzarán sus operaciones entre el 2014 y el 2018 y permitirán a México incrementar la extracción de ambos minerales, luego de que se mantuvo como primer productor de plata y pasó de la posición 11 a la ocho como productor de oro en el mundo en el 2013.

El inicio de la construcción de estos centros de producción fue aprobado durante un ciclo al alza de la minería, pero las minas entrarán en operación después de un punto de inflexión, ya que en el 2013 el valor de la producción minero-metalúrgica de México cayó por primera vez en 11 años, a la vez que las inversiones en el sector disminuyeron en los dos últimos años.

Entre todas las inversiones destaca la de Chesapeake Gold, de capital canadiense, con su proyecto Metates, en Durango, que es potencialmente una de las minas de metales preciosos más grande del mundo.

El estudio de Metates determinó una producción anual promedio de 659,000 onzas de oro, 15.9 millones de onzas de plata y 64,864 toneladas de zinc con una vida útil de 25 años. Su inversión inicial suma 4,360 millones de dólares.

“Pese a que los megaproyectos de miles de millones de dólares pueden haber perdido el respaldo de los mercados, Chesapeake afirmó tener financiamiento suficiente como para avanzar con la iniciativa”, refirió la Cámara Minera de México.

Chesapeake indicó que el proyecto de Metates continúa hacia la etapa de factibilidad completa y que planea realizar más trabajos metalúrgicos y de ingeniería para disminuir riesgos.

Otra nueva inversión está en la propiedad Morelos Norte, en Guerrero, y de la canadiense Torex Gold. La compañía informó que ahí se desarrolla el proyecto El Limón-Guajes, uno de los yacimientos de oro a cielo abierto con alto potencial.

Torex Gold espera desembolsar en este proyecto 750 millones de dólares. Su construcción inició en el 2013 y operará en el 2015. “El gran impacto que se verá con la reforma fiscal no está en las grandes empresas, como nosotros, sino en las juniors (las pequeñas y medianas), donde va a golpear mucho más fuerte”, dijo David Perkins, director de Finanzas de Goldcorp México, la mayor productora de oro del país. En el 2015 la mexicana Fresnillo plc arrancará operaciones de una mina, principalmente de plata: San Julián, en Chihuahua, con una inversión de 515 millones de dólares. Tiene otros cuatro proyectos de metales preciosos por 790 millones de dólares.
emp_1_170714

El Economista

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here