El portal de la Minería

España: Nuevo paso para reabrir las minas de wolframio

0 4

La empresa encargada de llevar a cabo la explotación minera para la extracción de wolframio, Saloro, ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Duero una concesión de un aprovechamiento de aguas públicas en el término municipal de Barruecopardo. Las aguas captadas se prevén tomar de una unidad hidrogeológica sin clasificar y de aguas de infiltración y de escorrentías

Nuevo paso para reabrir las minas de wolframio en Barruecopardo. Según aparece publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de este lunes, 30 de septiembre, la empresa encargada de llevar a cabo la explotación minera para la extracción de wolframio, Saloro, ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Duero una concesión de un aprovechamiento de aguas públicas en el término municipal de la localidad anteriormente mencionada.

Para ello, sería necesario el poner en marcha unas obras que se sustentan sobre cuatro puntos de toma. Por un lado, un toma de corta a cielo abierto que tiene que ver con las aguas captadas con motivo de una antigua explotación minera. Por otro, se prevé la creación de una balsa de recogida de aguas de infiltración y escorrentía de 125.000 metros cúbicos de capacidad, situada en el extremo sur de las instalaciones del proyecto para evitar que la escorrentía de la escombrera contamine las captaciones que fluyen hacia el sur. La construcción del dique de contención utilizará materiales de relleno excavados de la preparación de la base de la balsa y con material estéril procedente de la corta. La estación de bombeo estará instalada sobre un puente flotante, equipada con pasarela de acceso flotante.

Además, también se construirá una balsa de recogida de aguas de escorrentía o balsa de agua sucia de 112.000 metros cúbicos de capacidad. El lugar de esta construcción, el mismo que el de la balsa de recogida de aguas de infiltración. Las obras, finalmente, contemplan el crear una toma de sumidero norte también para la recogida de aguas de escorrentía. Se trata de un pequeño estanque equipado con sistema eléctrico sumergible de bombeo para evitar que la escorrentía de la cuenca norte se acumule más allá de los límites del proyecto. Dependiendo de la necesidad de suministro, el agua limpia se podrá desviar mediante bombeo hacia el sur, a través del aliviadero principal, o a la balsa principal cuando el nivel del depósito de ésta sea bajo.

El caudal medio equivalente solicitado es de 26,79 litros por segundo. El caudal máximo instantáneo solicitado es de 229,2 litros por segundo, que viene del sumatorio de los caudales máximos instantáneos de todos los equipos de bombeo. Por su parte, el volumen máximo anual solicitado es de 760.000 metros cúbicos al año, siendo el método de extracción utilizado el trabajo de cuatro grupos electrobomba sumergibles. Por último, las aguas catadas se prevén tomar de una unidad hidrogeológica sin clasificar y de aguas de infiltración y de escorrentías.

El proyecto de wolframio en Barruecopardo

La mina de wolframio del municipio salmantino de Barruecopardo comenzó a operar a principios de 1900 y se mantuvo activa hasta 1982, año en el que frenó su actividad y cerró. Durante este periodo, la mina fue una de las más importantes fuentes de producción de wolframio a nivel europeo; gran parte del mineral era utilizado como materia prima esencial para la industria europea.

Saloro ha liderado un amplio proceso de investigación y estudios de campo en la zona durante los últimos siete años. Como resultado, la compañía ha demostrado la viabilidad y fortaleza técnica y económica de su proyecto minero en Barruecopardo. Una vez obtenida la aprobación, este proyecto estaría en disposición de producir entre el 10 y el 12% de wolframio mundial, no procedente de China, líder mundial de producción de este mineral con el 85% de la cuota de mercado.

Fuente: Salamanca24hrs

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.