El portal de la Minería

Empresas mineras optan por no tener coberturas sobre sus productos para mantenerse competitivas ante la caída en el precio de los metales.

0 7

Empresas mineras optaron por no tener coberturas sobre sus productos y de esta forma mantenerse competitivas ante la caída en el precio de los metales.

Una cobertura es un instrumento financiero que tiene como función proteger los precios de activos y reducir así los riesgos de la volatilidad de los mercados, en este caso de los metales y minerales.

El valor del oro en los mercados internacionales alcanzó los mil 396.2 dólares por onza, nivel que no ha registrado una gran variación durante la última semana; sin embargo, su cotización está 16 por ciento por abajo de su precio de principios de 2013, cuando se vendía en mil 669.8 dólares.

En el caso del cobre, el precio actual es de 3.24 dólares por libra, 3 por ciento por debajo del valor de hace una semana. Esto suma una reducción de 12 por ciento en su valor en lo que va del año.

En lo que respecta a las empresas de la Bolsa Mexicana de Valores, Minera Frisco decidió limitar los contratos de coberturas, mientras que Peñoles mantiene una estrategia de cambiarlos conforme a las circunstancias y Grupo México no los utiliza, de acuerdo con información de las firmas y expertos.

Especialistas y empresas destacaron que esto se debe a que prevén un mejor precio para el resto del año y cuentan con un plan de reducir costos de operación para elevar su producción y mantener estables las ganancias.

Juan Rebolledo, vicepresidente de asuntos internacionales de Grupo México, dijo que la empresa que representa tomó esta decisión como parte de su estrategia de mantener sus ingresos ante la caída de los metales.

“Grupo México está en el quintil más bajo de costos. Sin embargo, ante una baja de precios en los metales, los gastos de producción aumentan, como la electricidad, la cual representa 30 por ciento de los egresos en minería, por eso decidimos atacar esto con la estrategia de colocar plantas de cogeneración”, abundó Rebolledo.

El directivo destacó que otras empresas están deteniendo proyectos para mantener los costos a nivel bajo, mientras que algunas entraron al juego financiero de mover sus coberturas en ciertos periodos.

Rodrigo Heredia, subdirector de análisis bursátil de grupo financiero Ve por Más, expuso que estimaciones para el resto del año y 2014 apuntan a una estabilidad en el precio, sin embargo, existe el riesgo de una caída, por lo que esta decisión no es acertada.

“En las coberturas no hay algo que sea buena o mala decisión, tiene mucho que ver la tendencia del precio: si éste es ascendente, lo mejor es tener un nivel de coberturas bajo, si la tendencia es a la baja, quizá sería recomendable cubrirse con algo más.

“Si ellos no tienen coberturas deben tener cierta expectativa del precio debido a su gran conocimiento en el mercado”, señaló.

Por otro lado, un análisis de Banorte-Ixe refiere que también afecta el movimiento de oferta y demanda, por lo que empresas como Grupo México mantienen una demanda estable ante los inventarios a niveles históricos.

El documento indica que esta compañía tuvo coberturas durante el cambio de gobierno en Perú, debido a que varias inversiones se detuvieron y sufrieron una baja en sus ingresos muy brusca.

Fernando Bolaños, analista de Monex Casa de Bolsa, comentó que también se debe contar con que algunas han mantenido sus proyectos a un nivel más bajo de lo que se pueden trabajar, como un método para reducir costos.

Bolaños refirió que algunas se quedan a la mitad de la capacidad productiva, pues no hay una gran demanda para el producto y no deben gastar más de lo que reciben de ingresos.

 

Fuente: Elfinanciero.com.mx
Autor Original: Axel Sánchez

 

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.